Home Consejos ¿Estás protegiendo bien a tus hijos del sol?

¿Estás protegiendo bien a tus hijos del sol?

¿Estás protegiendo bien a tus hijos del sol?

“Mantén tu rostro hacia la luz del sol y no verás la sombra.” Helen Keller

 

¿Alguna vez te has preguntado por qué el sol quema más en verano? Se debe a la  inclinación del eje terrestre. En esta época del año, el hemisferio norte (donde nos encontramos) está orientado hacia el sol. Eso hace que los rayos solares incidan perpendicularmente y notemos sus efectos mucho más que en otras fechas.

 

Todos sabemos que el sol es necesario para el cuerpo. Sin la vitamina D que nos proporciona, nuestros huesos serían sumamente frágiles, porque no absorberíamos el calcio que ingerimos con los alimentos. Sin embargo, también conocemos sus efectos nocivos: desde el envejecimiento prematuro de la piel hasta el cáncer; sin olvidarnos de las quemaduras. Por eso, debemos tener mucha precaución con el sol.

 

Los más vulnerables son los niños, porque su piel es más fina y tienen una sensibilidad mayor al sol. En esta época pasan todo el día fuera de casa, ¿cómo evitar que se quemen?

 

Consejos para evitar que tus hijos se quemen al sol

 

  1. Los bebés hasta 6 meses no deben estar al sol en absoluto, y los menores de 3 años con mucha precaución.
  2. Evita que estén al aire libre en las horas centrales del día, más o menos de 12 de la mañana a 4 de la tarde. Pueden salir antes o después.
  3. Utiliza crema solar factor 50. Pónsela al menos media hora antes de salir y recuerda que hay que volver a ponerla cada cierto tiempo, sobre todo si se están bañando o sudan.
  4. No te dejes ninguna zona expuesta sin proteger. Un clásico que siempre se nos suele olvidar son las orejas o los
  5. Un gorro y prendas ligeras y transpirables pero de manga larga serán una barrera física muy efectiva.
  6. Hay gafas de sol para niños desde que son pequeñitos. No es una cuestión estética, sino para proteger sus ojos, así que fíjate en la calidad a la hora de comprarlas y acostúmbrales a llevarlas puestas.
  7. Intenta que jueguen bajo la sombrilla o bajo un techo en vez de a pleno sol.
  8. Si es imprescindible que estén al sol, mejor en movimiento que estar quietos recibiendo las radiaciones.
  9. Después de haber estado al sol, dúchales y cuando tengan la piel limpia ponles una crema hidratante y nutritiva. Un after sun les irá bien.
  10. Además de hidratarles por fuera, hidrátales por dentro y el líquido más sano es el agua. Olvida los refrescos.

 

Sigue estos consejos y recuerda, el sol hay que tomarlo con moderación y sobre todo, con protección. La radiación solar se va acumulando, por tanto, su efecto cancerígeno también porque. Como se suele decir, la piel tiene memoria. Así que si los niños sufren quemaduras solares o se daña la piel por la acción del sol, te puede ser muy útil contar con un seguro de salud para poder acudir rápidamente a un especialista estés donde estés.

Elena Compte

Profesional de la comunicación y el marketing con más de diez años de experiencia en empresas y agencias. Actualmente es consultora independiente para diversas empresas y startups en materia de comunicación y marketing y redactora de las revistas Más Que Salud y Chic Trends. También es formadora desde 2009 en varias escuelas de negocios y desde 2015 de LinkedIn eLearning. Es licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad Complutense de Madrid (España), tiene un Posgrado en Responsabilidad Social Corporativa y otro Posgrado en Marketing Online y Community Management.

Posts Relacionados
Deja Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies