Home Tu vida ¿Por qué un seguro de vida?

¿Por qué un seguro de vida?

¿Por qué un seguro de vida?

En la mayoría de las ocasiones, nuestros pensamiento sobre el futuro se circunscriben en lo más cercano: qué vamos a hacer el próximo fin de semana, cuáles son los planes para nuestras vacaciones,… Pero esto choca con muchas decisiones presentes que tienen una clara trascendencia en el largo plazo, desde la compra de una vivienda o el hecho de tener hijos, a los que hay que cuidar hoy y mañana. Estas decisiones hacen más que importante ser previsores, asegurar el bienestar de los que más queremos y por añadidura protegernos a nosotros mismos y nuestros bienes, algo que podemos conseguir gracias al seguro de vida.

Protege a los que más quieres

La muerte no sólo se lleva a un ser querido, también puede generar grandes perjuicios económicos para los miembros de la familia que dependen económicamente de él. Las necesidades del día a día siguen igual y con ello los gastos que hay que afrontar cuando los ingresos no son los mismos. El seguro de vida ayuda a que económicamente esto no suceda, con un soporte económico que es más que necesario en ese momento.

Esto se extiende a dos grandes problemas específicos, pero muy comunes, tener una hipoteca y los estudios de los hijos. En el primer caso, la muerte cuando quedan cantidades pendientes de pagar lleva a que los herederos se encuentren con una deuda y dificultad de pago de la misma, un problema mayor aún, si tenemos en cuenta que esta carga suele recaer sobre la vivienda habitual. Por ello, más allá de que la entidad financiera en la que tienes contratada la hipoteca te obligue a suscribirlo, un seguro de vida que cubra la deuda pendiente nos da seguridad y evita posibles problemas futuros.

Otro supuesto importante es asegurar la educación de nuestros hijos. En un mundo cada vez más competitivo la formación gana una mayor importancia, en calidad y en tiempo que hay que dedicar a la misma: idiomas, estancias en el extranjero, masters,… aspectos cada vez más valorados que requieren un esfuerzo económico que puede verse interrumpido en caso de fallecimiento del padre o de la madre. Un seguro de vida garantiza una renta o capital que ayuda a que puedan completar su educación sin problemas económicos. 

Protégete a ti mismo

Pero un seguro de vida no sólo cubre la muerte, también puede hacerlo con otras circunstancias que suponen un importante perjuicio económico tanto por la disminución de ingresos como por el incremento de los gastos, como sucede en el caso de invalidez.

Este tipo de circunstancia que pueden producirse por una enfermedad grave o accidente condiciona no sólo nuestra vida sino también la de nuestros más allegados. El seguro de vida ayuda a sostener nuestros ingresos y a cubrir gastos tales como los que se derivan del cuidado del propio enfermo.  

En definitiva, el seguro de vida nos da seguridad, tranquilidad y sostiene nuestro bienestar en caso de que sucedan circunstancias que pueden modificar de forma importante no sólo nuestra vida, sino también la de los que más queremos.

Posts Relacionados
Deja Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies