4 formas fáciles de ahorrar en Navidad

La Navidad es el periodo del año, junto a las vacaciones de verano, en el que más dinero gastamos. Si durante el año nos preocupamos en ahorrar parece lógico tratar de hacerlo también en Navidad.

Ojo, cuando hablamos de ahorrar en realidad no lo hacemos desde la perspectiva de no disfrutar de las fiestas navideñas, sino de hacerlo de un modo más racional y acorde a nuestros bolsillos. Es decir, tratar de disfrutar de las fiestas navideñas pero no gastar más de lo necesario.

Además de ahorrar, también puedes tratar de ganar más dinero cada mes, que puede venir muy bien en momentos como la Navidad o para tus vacaciones

No gastar de más es ahorrar

Y es que este es el primer punto que debemos tener en cuenta. En el caso de la Navidad, podemos aplicar el paradigma de que gastar menos es equivalente a ahorrar. Esto es especialmente cierto si el dinero que somos capaces de liberar del gasto excesivo acaba de manera efectiva en ahorro, bien a través de un seguro de ahorro o de cualquier otro formato una herramienta que elijamos.

Teniendo en cuenta que no debes gastar más de lo necesario, vas a poder dar el segundo paso para ahorrar de manera correcta en Navidades: planificar las compras.

Planificar las compras

Los precios suben en Navidad, cuanto más cerca de las festividades más caros son los productos de la cesta de la compra relacionados con estas fechas. Pero, más aún, dejar las compras para última hora y no hacerlas de manera racional nos va a llevar a gastar sin ninguna duda más de lo necesario.

Por tanto, planifícalo todo.Comienza por planificar la cesta de la compra incluyendo los menús especiales que vas a confeccionar o que deseas consumir los días festivos. Aprovecha el congelador de tu nevera y compra con antelación aquellos alimentos que sabes que van a subir de precio. Incluso,puedes sustituir productos por otros alternativos sin perder calidad en tus recetas.

En cuanto a los regalos, usa también la planificación. Piensa claramente a quien destinas tus regalos, que es lo que les gusta y que es lo que te puedes permitir. Piensa en global, en el conjunto del gasto.  Pensar en cada regalo de manera individual suma siempre más dinero,haz un presupuesto y ajústate a él repartiendo las compras.

Aprovecha todas las ofertas y posibilidades previas de la compra con antelación. Si has aprovechado el Black Friday bien, si tienes cupones de descuento bien, si hay ofertas previas a la navidad, bien.

No cedas al impulso de la compra compulsiva

La Navidad es un periodo de compras masivas. Si además viene acompañada en nuestro sueldo con una paga extra o un aguinaldo, parece que estamos obligados al gasto, pero esto no solo no es así; debería ser todo lo contrario.

La compra compulsiva es uno de los mayores enemigos del ahorro.Está bien que destines una parte de tus ingresos extraordinarios a los gastos extraordinarios que la Navidad trae consigo, pero, de acuerdo a los puntos anteriores.

 Gasta menos y planifica lo que compras. No caer en la compra compulsiva, además de ahorrar dinero, te va a permitir aprovechar mejor tus ingresos para fines más útiles.

Hazte un buen regalo y ahorra para el futuro

Si te has parado alguna vez a pensar qué porcentaje del salario supone la pensión de jubilación que vas a recibir en el futuro, es muy probable que ya hayas tomado conciencia de lo importante que es el ahorro para la jubilación. Si lo has hecho, y ya tienes algún producto contratado, este es un buen momento para, con el dinero ahorrado en Navidad, hacer una aportación extraordinaria a tu producto de ahorro. Sin duda un gran regalo.

Si aún no tienes productos de ahorro, como por ejemplo planes de jubilación, probablemente uno de los mejores regalos que puedes hacerte es suscribir uno de estos productos. Da igual el formato o la herramienta, el caso es comenzar a ahorrar cuanto antes para poder complementar los ingresos de tu pensión de jubilación en el futuro y, de este modo, perder el menor poder adquisitivo posible.

En este artículo podrás comprobar cómo cuanto antes comiences a ahorrar mejor le irá a tu bolsillo futuro.