¿Cómo ahorrar para tus vacaciones familiares?

4 jul como-ahorrar-vacaciones-familiares

“En todas las maneras concebibles, la familia es un vínculo con nuestro pasado y nuestro puente hacia el futuro”. Alex Haley

Es posible que estés buscando vacaciones de última hora para disfrutarlas con tu familia o que ya las hayas tenido, pero hay una variable que no cambia: el gasto siempre es mayor que el presupuesto inicial. Por ello te damos unos consejos por si te toca ahorrar en los próximos meses. Existen ciertas medidas que podemos tomar para ello y que no nos costarán mucho esfuerzo, tan sólo dedicarles algún tiempo.

¿Cómo ahorrar para tus vacaciones familiares?

  1. Vigila tus tarjetas de crédito

Aconsejamos que trates de consolidar tus deudas y / o conseguir un interés más ventajoso para tus tarjetas de crédito. Otro consejo que te ofrecemos es dejar todas las tarjetas en casa excepto una o incluso cancélalas, y quédate con la que tenga mejores condiciones.

  1. Evita comer fuera

Para ello recomendamos que te lleves la comida de casa en la medida de lo posible, y que reduzcas los gastos que suponen acudir a restaurantes y cafeterías. Además, se ha visto que el controlar el hábito de tomar café en ciertas cadenas de moda, te puedes llegar a ahorrar una cantidad muy sustancial de dinero.

  1. Monta cooperativas

Últimamente se están creando este tipo de agrupaciones dadas las ventajas que nos ofrecen. Las cooperativas pueden tener diferentes funciones como el cuidado de niños o el realizar comidas de forma comunitaria. Los beneficios que podemos obtener son muchos:

  • Crear lazos afectivos y sociales dentro de una comunidad.
  • Crear un sentimiento comunitario y de pertenencia.
  • Introducir a los niños en una mayor diversidad de comidas, figuras adultas de referencia y formas de educar.
  • Ahorra tiempo y dinero.
  • Nos da mayor tranquilidad al ser personas de confianza.
  1. Planea vacaciones baratas

Evitar ir a hoteles y, en cambio, ir de vacaciones con otra familia para compartir gastos pueden ser dos buenas medidas para ahorrar en tus vacaciones. Además, si alquilas una casa podrás recortar gastos en comidas ya que tienes la posibilidad de hacerlas en casa. También ir de camping puede ser una buena opción que además favorece el conocer a otras familias.

  1. Compra inteligentemente

El mayor gasto mensual en todos los hogares es la comida. En esta área es más económico comprar al por mayor y usar cupones y tarjetas que ofrezcan descuentos. Además, es preferible que vayas a la compra sola/o, después de comer y con una lista o planificación concreta y tratar de no salirte de ella.

Para otros productos como ropa, equipo de bebé o muebles, acude a tiendas de segunda mano o webs de cosas usadas. También puede ser una forma de ahorro el acudir a outlets o a las tiendas en periodo de rebajas, en lugar de en temporada.

  1. Controla tu presupuesto

Planifica de antemano la cantidad de dinero que vas a emplear en gastos fijos como comida, ropa y productos del hogar, y mételo en una cuenta o sobre…Esto te puede servir para tener un presupuesto al que ceñirte y no gastar más de la cuenta. También puedes usar este sistema para otros gastos como el ocio, la hipoteca, luz o impuestos.

  1. Encuentra diversiones más baratas

En este sentido podrías considerar el alquilar películas o cogerlas de la biblioteca en lugar de ir al cine. Además existe la opción de acudir al cine por las mañanas, sesión de madrugada o los días del espectador para que te salga más económico.

Otras formas de ocio baratas pueden ser organizar juegos de mesa en casa, ir a eventos que se publican por internet gratuitos, o acudir a museos y exposiciones en horario de tarifa reducida.

  1. Recorta gastos superfluos

En este sentido podemos reducir costes de las siguientes formas:

  • Utilizando un solo vehículo familiar y ahorrarnos en seguro de coche, gasolina, ITV…
  • Preguntarle a tu compañía de la luz, agua o gas de qué manera reducir tus pagos.
  • Encontrar compañías de teléfonos que den servicios más económicos o, dentro de tu compañía, opciones más baratas.
  • Practicar deporte en áreas deportivas públicas en lugar de gimnasios privados.
  1. Contrata un seguro de salud familiar

A la hora de contratar un seguro, es mejor centralizarlo en lugar de tener cada miembro de la familia un seguro independiente. Esto es así porque existe la posibilidad de tener descuentos en el seguro de salud para familias como en Aegon, donde el descuento es de hasta el 15% sobre la prima del seguro. Además tiene la ventaja de que, en caso de que uno de los miembros de la familia requiera de una atención médica privada, no tenga que suponer un gasto muy elevado, ya que el no tener seguro privado de salud puede a la larga salirnos muy caro.