¿Cuándo puedes rescatar el dinero de un plan individual de ahorro sistemático (PIAS)?

plan individual de ahorro sistematico
Tiempo de lectura: 3 minutos

La liquidez es una de las características de los PIAS (Plan individual de ahorro sistemático). Descubre cuándo puedes recuperar el dinero que tengas en este producto de ahorro y cómo hacerlo.

El plan individual de ahorro sistemático o PIAS es un producto de ahorro para la jubilación que puede ser una buena alternativa a otras cuestiones como los planes de jubilación. Como veremos, se trata de un seguro de vida y ahorro, que es más ventajoso cuando se rescata en forma de renta vitalicia, aunque es posible recuperarlo antes y en forma de capital (todo de golpe).

Una de las grandes ventajas que tenemos hoy en día para planificar nuestra futura jubilación es la posibilidad de elegir productos diversos y complementarlos entre ellos. Un plan individual de ahorro sistemático puede cumplir ambas funciones como como producto central de nuestro ahorro o complemento a otras inversiones.

Cómo funcionan los PIAS

El plan individual de ahorro sistemático permite realizar aportaciones flexibles, ya que la flexibilidad es una de las características de este producto. Esto se traduce en que se puede invertir una cantidad inicial y después realizar aportaciones periódicas. En otras palabras, destinar las cantidades que se ahorran cada mes a invertir en el PIAS.

El ahorro con este producto nos propone ir acumulando capital más rentabilidad para acabar siendo rescatado en forma de renta vitalicia si queremos aprovechar al máximo sus ventjas discales. Y aquí encontramos una de las grandes ventajas frente a otros productos: antes de la reforma fiscal era obligatorio un periodo de 10 años antes de la solicitud de renta vitalicia para este producto. Ahora este periodo ha quedado reducido a cinco años desde que pagamos la primera prima del PIAS o plan individual de ahorro sistemático.

Aunque se muestra flexible en cuanto aportaciones tiene un límite máximo de aportación anual no pudiendo superar los 8000 euros. También presenta un límite acumulable máximo de 240.000 euros.

Liquidez del PIAS

Otra característica verdaderamente importante y diferencial de un PIAS es su liquidez. Mientras que productos de ahorro no permiten el rescate antes de vencimiento, en este caso sí es posible recuperar el dinero en cualquier momento. Eso sí, recuperar el capital antes de tiempo va a suponer dos mermas:

  • Afectará al beneficio general del producto, que puede ser menor dependiendo de cómo se haya estructurado el PIAS.
  • No se aplicarán los beneficios fiscales por haber mantenido la inversión en el tiempo. Es decir, si se rescata el PIAS antes de 5 años, no habrá ventajas en la renta.

Esto último es importante si tenemos en cuenta que las rentas vitalicias van a tributar como rendimiento de capital mobiliario. Para dicha tributación se viene calcular la aplicación a cada anualidad de unos porcentajes:

• 40% menos de 40 años del beneficiario.

• 35% entre 40 y 49 años del beneficiario.

• 28% entre 50 y 59 años del beneficiario.

• 24% entre 60 y 65 años del beneficiario.

• 20% entre 66y 69 años del beneficiario.

• 8% más 70 años del beneficiario.

Otras opciones

Hay que tener en cuenta, también, que un plan individual de ahorro sistemático contabiliza a la hora de acumular ahorro en productos similares, con los límites de ahorro señalados. Lo que sí es posible es trasladar la provisión a otro plan y convertirse en tomador de este. Aunque, siempre, siendo titular de un único producto.

Estamos ante un tipo de ahorro que, para quien no necesita liquidez a medio plazo, es muy útil ya que, en un plazo razonable, ofrece un rendimiento medio por encima de otros productos. Pero, además, ofrece los beneficios fiscales de las rentas vitalicias, y, la posibilidad de rescate antes de tiempo, aunque, con una merma de beneficios a tener en cuenta.

Aquí puedes ver diferentes modalidades de seguros de ahorro adaptadas a cada perfil de usuario.