Formas de ahorrar impuestos antes de que acabe 2018

Si quieres tratar de ahorrar impuestos antes del fin de 2018 aún estás a tiempo. Vamos a mostrarte algunas formas de ahorrar impuestos antes que acabe el año.

Ten en cuenta que es fundamental, si quieres conseguir este ahorro fiscal, ponerte en marcha lo más rápido posible y, en todos los casos, actuar antes del 31 de diciembre.

Aprovecha los planes de pensiones

Algunos productos de ahorro, como los planes de pensiones o los PPA, son una buena forma de ahorrar en el IRPF.

En el caso de los planes de pensiones la ventaja de la tributación en diferido, permite que el dinero que inviertas se utilice para minorar tu base imponible. Dicho de otro modo, el dinero que has aportado a tu plan de pensiones se resta al dinero que hayas ingresado y por el cual tributas, con lo cual ahorras fiscalmente.

Estos últimos compases del año son un momento muy adecuado para contratar este tipo de productos y beneficiarte de sus ventajas fiscales.

Deducciones fiscales

Por si no lo sabes, existen muchos gastos que puedes deducir y suponen por tanto un recorte en el IRPF. Dependiendo de las diferentes autonomías, ya que las deducciones fiscales pueden variar de unas a otras, puedes tener derecho a un buen número de estas deducciones.

Comprueba cuidadosamente cuáles pueden beneficiarte, desde gastos de guardería de tus hijos, hasta ayuda doméstica, alquileres, transportes públicos… Revisa bien la lista de deducciones fiscales a las que tienes derecho.

Medidas para recortar tus impuestos

Existen otras ideas o fórmulas que puedes tratar de aplicar en estos últimos compases del año para ahorrar impuestos.

Por ejemplo, modifica el salario en metálico o una parte por salario en especie. Por ejemplo, una retribución en forma de seguro médico para el trabajador y su familia puede estar exenta de pagar IRPF. Es posible deducir en el seguro de salud en el IRPF.

Si estas en disposición de vender un bien, debes recordar que las ganancias compensan las pérdidas, y que por tanto debes actuar en consecuencia.

Por otro lado, es muy interesante tener en cuenta que, si tienes derecho a deducción por compra, amortizar la hipoteca te puede ayudar ahorrar impuestos. Cuando tu casa fue adquirida antes del año 2013 se deduce el 15% de lo pagado sobre un máximo de 9040 €. Si pagas menos de eso o, pagas 18.080 € con tu cónyuge declarando por separado, os interesa la amortización anticipada. En este caso, amortizar la cantidad que alcance el límite te permite aprovechar de manera integral la deducción.

Otra forma de tratar de ahorrar impuestos es revisar tus gastos derivados de la actividad profesional que se desempeñas. Cuotas a colegios profesionales, cuotas sindicales, o gastos derivados de pleitos laborales, son elementos que pueden deducirse los ingresos del trabajo, por tanto pagaremos menos por ellos.

Si eres propietario de un inmueble en alquiler también podrás deducir de la renta sujeta a IRPF los gastos que has hecho para obtenerla. Dentro de estos gastos puedes incluir el IBI, los gastos de agencia o publicitarios, los seguros, los gastos de comunidad. También es importante, en este caso, que tengas en cuenta que los gastos de reparación, conservación e intereses de préstamos hipotecarios pueden utilizarse para reducir el pago de impuestos.

Por último, ten en cuenta que los donativos sirven para deducir. Las donaciones a entidades sin ánimo de lucro este año deducen más que en el anterior. Puedes deducir un 75% sobre los primeros 150 € y un 30% sobre lo que exceda esa cantidad. De hecho, ese 30% puede subir hasta un 35% cuando haya hecho un tercer donativo a una misma entidad y las donaciones han sido sucesivamente iguales o superiores a las anteriores.