Home Tu ahorro Gastos ocultos de tener casa

Gastos ocultos de tener casa

Gastos ocultos de tener casa

Si te estás planteando comprar una casa, con toda seguridad ya has tenido en cuenta gastos como la hipoteca. Sin embargo, debes saber que existen otros gastos, algunos de ellos no tan conocidos, que van a repercutir en tu bolsillo.

Y es que a la hora de plantearte cuánto cuesta tener una vivienda no solo debes quedarte en lo obvio, en el precio de la misma. Todas las casas van a tener una serie de gastos adicionales, generalmente parecidos, y que debes tener en cuenta en el resultado final de la operación de compra.

Además de la cuota de la hipoteca, éstos serían los gastos habituales y generalmente comunes a cualquier vivienda independientemente de si es primera o segunda vivienda:

  • Gastos de comunidad: este es un gasto clave, ya que vas a tener que pagarlo todos los meses durante todo el tiempo que vivas en la casa e incluso si la alquilas.
  • Gastos mínimos de consumos: fundamentalmente luz y agua, aunque también debes incluir el teléfono si está dado de alta, junto a otros servicios como Internet, etcétera. Aunque no se utilícenlos servicios estos gastos parten de los consumos mínimos establecidos en estos recibos.
  • Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI): este es el impuesto al que coloquialmente se denomina, recibo de la contribución, se trata de una tasa que como titular de la propiedad debes abonar anualmente al ayuntamiento del municipio donde se ubica.
  • Tasa de recogida de basuras: en algunos casos estas tasas vienen incluidas en los recibos del agua, pero no en todos. Conviene saber si en la vivienda que vamos a adquirir se aplica o no de manera separada.
  • Seguro de la vivienda: obviamente este es otro gasto ineludible, aunque en la actualidad podemos elegir el seguro y no estamos obligados a contratar el que se nos ofrezca con la hipoteca, lo que sí es obligatorio es tener un seguro de hogar para poder contratar las hipotecas. Además se trata de una protección absolutamente necesaria para nuestros hogares.
  • Otros gastos de suministro o mobiliario: aunque de manera variable, todos tenemos otros gastos que genera nuestra vivienda bien a través de determinados suministros (por ejemplo gas, o combustible) o mantenimiento de mobiliarios, etcétera. También estos gastos deben ser tenidos en cuenta.

Éstos serían los gastos fijos en una vivienda, pero, perfectamente puedes encontrarte con otros gastos a sumar. Por ejemplo, derramas exigidas por la comunidad para arreglos o mantenimiento, gastos de piscina, socorrista, jardinero, etcétera si la urbanización general estos empleos. También serán comunes, dependiendo de la edad de la vivienda, gastos de arreglos, mantenimiento o pintura, entre otros. Es importante tratar de adelantar estos costes antes de lanzarse a comprar la casa. E incluso si ya es tuya, harás bien en planificarlos dentro de tu presupuesto.

Resulta muy importante realizar este cálculo de gastos ya que, cuando nos hacemos preguntas sobre si es mejor alquilar o comprar, no solemos tener en cuenta el volumen de gasto total que vamos a asumir como propietarios. Por ejemplo, en el caso del alquiler aunque deberemos hacer frente a los recibos de suministros, no lo haremos con el IBI, o los recibos de comunidad, las derramas, etcétera.

Detectar y calcular los gastos ocultos de la vivienda antes de comprar

Si vas a comprar una vivienda esta debería ser una máxima que no debes olvidar. Seguro que tienes clarísimo el coste de tu hipoteca en cuanto a su cuota mensual, probablemente también tengas en cuenta contratar el seguro de hogar y su coste, e incluso, los gastos de formalización de la compra.

Sin embargo, si basas tú relación gastos/ingresos exclusivamente en esas cifras, es probable que te encuentres tal vez con problemas ya que tendrás bastantes más gastos de los que esperas.

Una manera interesante de resolver este problema es elaborar un presupuesto en el que podrás ver claramente, no sólo los gastos que ya contemplas, también estos gastos ocultos o menos presentes. De este modo tendrás mucha más capacidad de decisión, y, gracias a la información precisa, podrás saber si estás ante una buena o mala operación para tu bolsillo.

 

Posts Relacionados
Deja Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies