¿Por qué Hacienda no me manda el borrador de la declaración?

Aegon - ¿Por qué Hacienda no me manda el borrador de la declaración?

El borrador de la declaración de la renta se ha convertido en la forma mayoritaria por la que se presenta la declaración de la renta. Es cómodo y rápido, aunque a veces esta comodidad juegue en nuestra contra. Esto ocurre precisamente cuando por buscar una devolución rápida de una declaración negativa confirmamos el borrador sin comprobarlo correctamente. Y es que el borrador puede tener errores, generalmente por omisión de datos. La Agencia Tributaria consigna los datos que tiene, pero si le falta alguno somos nosotros los responsables por no incluirlos. Pero en la campaña de 2015 hay cambios importantes.

Ahora la Agencia Tributaria aumenta los datos distinguiendo tres niveles por colores:

  • Datos en negro, son los que tiene información completa y no tiene que actuar.
  • Datos en azul, requieren atención y revisión por parte del contribuyente para verificar que estén correcta la información.
  • Datos en rojo, son los que el contribuyente tendrá que complementar la información. Por ejemplo, si vende un inmueble o unas acciones, Hacienda proporciona la información de venta pero no la de compra, la cual incluiremos incluyendo los gastos que se generaron en se momento.

Con todo ello se incluyen principalmente aquellos ingresos no sujetos a retención como las ventas de acciones e inmuebles, en los cuales Hacienda puede conocer la venta pero no la compra ni los gastos que se originaron. El contribuyente gana en posibilidades para presentar su declaración, con formas más sencillas, pero obligándole a tener mucha precaución.

Los únicos que no la reciben

Si recibes información con color azul y sobretodo rojo, mucho cuidado. El borrador es ahora mucho más susceptible a que cometamos algún error. Por ello, analicemos que información nos requiere Hacienda que debamos incluir y en caso de duda dirijámonos a la Agencia Tributaria o a un profesional o persona con suficiente conocimiento que nos asesore para cometer ningún error que nos lleve a rectificar la declaración.

Los que se excluyen son los que tienen ingresos por actividades económicas, tales como autónomos, agricultores y ganaderos. En estos casos la Agencia Tributaria siempre prestará la máxima ayuda posible y lo sustituirá por el envío de todos los datos fiscales que obren en su poder que deberán complementar pero a través del programa PADRE.

Muchos de los datos fiscales se pueden incluso importar directamente, pero otros, los principales derivados de los ingresos, no. Igual que pasa con el borrador, a más complejidad procuremos que a la menor duda remitirnos a la Agencia Tributaria para poder solventarlas y evitar cualquier tipo de problemas posteriores.