Conoce y aprovecha el Black Friday y el Cyber Monday sin que resienta tu bolsillo

AEGON - Black-Friday

Esta semana llega dos de los fenómenos mayores de compra a nivel mundial, el Black Friday, este año el 27 de noviembre, y el Cyber Monday, el lunes 30. Nacidos en Estados Unidos, se han extendido a nivel mundial y no sólo eso, también se han ampliado en el tiempo, con ofertas que empiezan unos días antes, especialmente en el negocio online.

¿De dónde proceden estos conceptos que están imponiéndose en España?

El Black Friday es el día que inaugura la temporada de compras navideñas en Estados Unidos y coincide con el día después de Acción de Gracias. Como este se celebra en Estados Unidos el cuarto jueves del mes de noviembre, este primer día siempre es un viernes de finales de mes, alrededor de cuatro semanas antes de Navidad. Pero llamar a este día de compras como “Viernes negro” no parece muy atractivo, aunque tiene fácil explicación. El apelativo “Black Friday” se lo puso la policía, en concreto la de Filadelfia, por la cantidad de coches y gente que colapsaba la ciudad en ese día. Así de una costumbre no planificada, aprovechar el día siguiente a Acción de Gracias para lanzarse a hacer compras se creó un fenómeno que aprovechan todo tipo de tiendas ofreciendo rebajas y descuentos importantes en una gran variedad de productos.

Como continuación de este fenómeno de ventas está el Cyber Monday de más reciente creación, de hecho, este año cumple 10 años de vida. Aunque muchas tiendas online crean ofertas especiales para el Black Friday, tienen un día especial de ventas, y es este “cyber lunes”, tres días después de este.

Consejos financieros: Como aprovecharlo al máximo sin que te genere problemas económicos

Ambos conceptos cada año se imponen con más fuerza en España y están adelantando el clásico momento de inicio de compras, que tradicionalmente suele producirse entre los días festivos del 6 y 8 de diciembre. Sus ofertas, cada vez más agresivas, son la principal razón de este éxito, pero como ocurre con los clásicos periodos de Rebajas, con riesgos, que son algo mayores si tenemos en cuenta que antecede a la época de mayor gasto para la mayoría de las familias.

Por todo ello, seguir una serie de consejos nos ayudará por un lado, a aprovechar mejor estas ofertas y por otro, a que esto no suponga un agujero importante en nuestro bolsillo:

  1. Analiza las ofertas: Tómate algo de tiempo antes de comprar, merece la pena. Revisa que ofrecen los distintos establecimientos y anota en verdad lo que te interesa.
  2. Compara precios: No sólo entre establecimientos, también con el teórico precio inicial del producto para así conocer si en realidad el porcentaje que anuncian es cierto y merece la pena la compra.
  3. Establece un límite de gasto: Poner un tope de gasto, acorde a nuestros ingresos y al resto de los gastos corrientes y extraordinarios que tendremos en estas fiestas, sin que lo sobrepasemos, es estrictamente necesario para evitar que se resienta nuestro presupuesto familiar.
  4. Prioriza: Sobre la lista de las ofertas que has elaborado con anterioridad y teniendo en cuenta la existencia de este gasto tope, prioriza y empieza a comprar lo que más necesites y deja para el final lo más superfluo o innecesario.
  5. Revisa las condiciones del establecimiento y producto: Especialmente porque muchas de las compras no serán para nosotros, sino que serán regalos para el día de Navidad o Reyes. ¿Qué pasa si compro el 27 de noviembre un regalo para el 6 de enero y sólo tengo 30 días para la devolución? ¿Quién paga los gastos de reembolso del producto? ¿Me devuelven el dinero o lo hacen en un vale de compra? Estas y muchas otras preguntas debemos hacernos analizando las condiciones de compra antes de efectuar la compra para evitar problemas mayores.
  6. Cuidado con financiar las compras: Especialmente con tarjeta de crédito, una forma cómoda de compra pero no exenta de riesgos. Si financiamos o fraccionamos la compra debemos hacerlo en el menor tiempo posible para incurrir en menores gastos por intereses. Planificar y ahorrar para estos días con productos como el seguro de ahorro CuenTAEgon nos permitirán disfrutar de estos días de fiesta y sus compras in incurrir en más gastos adicionales.

 

¿Y si compramos físicamente? ¿Cómo debemos planificar mejor nuestro día de compras?

Pero además de proteger nuestro bolsillo, también tenemos que prepararnos para lo que supone todo un maratón de compras. Por ello, aunque tener un excelente seguro de salud como los que ofrece Aegon es una gran garantía, que mejor que prevenir cualquier problema de salud. Estos consejos ayudarán a ello: 

  1. Planifica a que tiendas irás: No hagas un maratón, elije aquellas que son accesibles, que se aglutinen en una zona determinada y no intentes abarcar todo, más cuando en estos días el tráfico y las opciones de transporte público están más colapsadas.
  1. Lleva ropa y zapatos cómodos: Caminando o no, pasarás mucho tiempo de pie, procurar que la fatiga tenga las consecuencias menores.
  1. Abrígate: El frío y los cambios de temperatura son una máxima en estos días, hay que minimizar los riesgos con la ropa adecuada.
  1. Descansa y come: Reponer fuerzas en una jornada maratoniana de compras es más que necesario. No sacrifiques este tiempo por comprar más.