Últimos avances en la detección temprana del alzhéimer

BlogAegon-avances-deteccion-alzheimer

“Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.” Jorge Luis Borges.

 El alzhéimer, también conocido como “mal de Alzheimer”, es un tipo de demencia que afecta a la memoria, el pensamiento y el comportamiento, entendiendo por demencia una pérdida de la función cerebral que se presenta con ciertas enfermedades.

Aunque las causas exactas que provocan esta enfermedad permanecen aún sin determinar, sí que se han descubierto muchos de los factores implicados en su aparición. También se han detectado diversas modificaciones en las reacciones bioquímicas de las células implicadas en el desarrollo de la enfermedad.

Esta enfermedad produce especial sensibilidad en la población, debido a lo dramático de su evolución desde que comienzan los primeros síntomas hasta que llega a su última fase. Además, afecta a un sector de la población de alto interés social y actualmente carece una cura definitiva. Por ello, son muchas las investigaciones que se han llevado a cabo para desgranar todos los factores implicados en este padecimiento y para tratar de encontrar los mejores métodos de detección, prevención y cura.

 

Detección de la enfermedad de Alzheimer mediante muestras de piel o sangre

En lo que respecta a la detección, la Alzheimer’s Association indica 10 señales en la vida cotidiana que pueden ponernos sobre aviso de que una persona está padeciendo los primeros síntomas de la enfermedad. Además, en 2015 se han publicado varios estudios que ayudarán a conocer mucho antes el padecimiento del mal de Alzheimer en los individuos afectados, de tal modo que se pueda comenzar a tratar la enfermedad en fases mucho más tempranas, mejorando con creces el índice de supervivencia y la calidad de vida de los pacientes.

Entre estos descubrimientos se podría destacar el hallazgo de unos investigadores mexicanos que encontraron que aquellas proteínas anormales que se acumulan en el cerebro y dan como resultado enfermedades degenerativas como alzhéimer también se encuentran presentes en la piel.

El estudio parte de la idea de que el cerebro y la piel comparten el mismo tejido en el periodo embrionario, por lo tanto, la presencia de proteínas anormales en la piel podría indicar la presencia de las mismas en el cerebro. De este modo mediante una biopsia de la piel se podría revelar una alta probabilidad de estar afectado por la enfermedad.

Otro de los métodos destacables de detección temprana del alzhéimer se basa en un análisis de sangre. El estudio fue realizado en el Reino unido y permitiría detectar la enfermedad hasta un año antes con una precisión del 87%. El método se basa en la detección de diez proteínas clave que revelan si se desarrollará la enfermedad.

A pesar de los esperanzadores resultados obtenidos en los estudios realizados por diversos grupos de investigación y de la mejora en la expresión de los síntomas, aún queda mucho trayecto que recorrer para llegar a la cura del alzhéimer.