La cobertura de hospitalización, esencial para el trabajador autónomo

2 Feb - AEGON - Subsidio hospitalizacion -Antonio

Los trabajadores autónomos han comenzado el año con una pequeña alegría. La reducción en la retención del IRPF del 21% al 19% les reportará algo más de liquidez, un respiro, aunque muy pequeño, para afrontar sus duros quehaceres diarios. Y es que en estos años de crisis los trabajadores por cuenta ajena han visto como económicamente la situación de casi todos empeoraba, no sólo por las subidas impositivas sino especialmente por el incremento del volumen de impagos.

En estas circunstancias,  sobrevivir como autónomo se ha vuelto muy complicado y ha llevado a que una gran mayoría se decante por pagar la cotización mínima a la Seguridad Social en un momento en el  que se hace más vital trabajar todo el tiempo posible. Ambas circunstancias están muy relacionadas y pueden tener consecuencias negativas. Si pagamos menos cotizaciones nuestras prestaciones serán mucho menores. Con ello, no trabajar además de llevarnos a no percibir ingresos lleva en la mayoría de los casos a recibir unas prestaciones que son casi siempre insuficientes.

La cobertura por hospitalización es vital

Si una enfermedad o accidente nos impide trabajar un corto periodo de tiempo no suele ser el problema. Lo es más cuando este periodo se alarga, algo que es muy común tras una operación quirúrgica. De hecho el propio sistema de prestaciones por Incapacidad Temporal establece que los 4 primeros días no dan derecho a ninguna prestación económica. Desde el día 4 al 20 será del 60% del total de tu prestación, un porcentaje que se incrementa hasta el 75% a partir del día 21 de la baja. En caso de  accidente de trabajo o enfermedad profesional se aplicará el 75% desde el día siguiente al de la baja, siempre que el interesado hubiese optado por esta cobertura, que en la mayoría de los casos es voluntaria.

Pero por si fuera poco cobrar una prestación tan reducida, la obligación de seguir pagando la cotización continúa por lo que tenemos que restar una prestación de unos 600-640 otros 280 de cuota mensual y con el resultado, apenas 380 euros al mes, muy poco se puede hacer.

Cubrir tus necesidades gracias a la cobertura de hospitalización

Por todo ello, es importante que nuestro seguro de salud nos permita la mejor atención médica y que eviten las largas listas de espera del sistema de sanidad público. Pero además es importante superar los problemas económicos que surgen tras una operación quirúrgica y el largo periodo de recuperación.

La cobertura de hospitalización como la que ofrece Aegon nos permite a superar estos problemas económicos. Por muy poco al mes, esta prestación opcional indemniza al asegurado con 30 euros por día desde la cuarta jornada de ingreso hospitalario tras una operación. Tan sólo no cubre dos excepciones: las consecuencias o secuelas de embarazo o parto y los ingresos hospitalarios de mayores de 65 años.

Con un plazo amplio, de un máximo de 120 días, nos ayudará a conseguir la seguridad económica tan necesaria cuando se necesita recuperarse de una intervención quirúrgica.