¿Cómo saber si tu hijo sufre bullying?

Aegon Vida como-saber-hijo-sufre-bullying

“El error común de los abusones es asumir que, porque alguien es amable o bueno, es débil. Esos rasgos no tienen nada que ver el uno con el otro. De hecho, se necesita fuerza considerable y carácter para ser una buena persona». Mary Elizabeth Williams

El colegio debería ser un lugar seguro donde los niños aprenden, hacen amigos, juegan… pero no siempre es así: a diario muchos niños sufren abusos en el colegio, tanto físicos como psicológicos. Los medios de comunicación publican con demasiada frecuencia casos de acoso escolar con finales dramáticos, y sabemos que son solo la punta del iceberg. Por eso es normal que los padres estén preocupados y quieran saber si sus hijos sufren este tipo de conductas. En algunos casos puede que los propios niños lo comuniquen, pero a menudo lo ocultan por miedo o vergüenza.

 

¿Cómo puedes saber si tu hijo sufre bullying en el colegio?

  1. Hay un cambio injustificado en su comportamiento. Por ejemplo, si solía ser un niño alegre y sociable y se vuelve introvertido o huidizo.
  2. Omite información sobre el colegio, los compañeros o lo que hace en clase.
  3. Su rendimiento escolar baja bruscamente.
  4. Pone excusas constantes para no ir al colegio, como fingir que está enfermo.
  5. Sufre dolores o malestares reales, a menudo psicosomáticos, o alteraciones del sueño o del apetito.
  6. Aparece con la ropa rota o el material del colegio estropeado.
  7. Tiene habitualmente golpes, moratones o heridas y a menudo da explicaciones poco lógicas.
  8. Pide dinero, en ocasiones porque sufre chantaje por parte de los acosadores.

 

Cuanto antes detectes el problema, antes podrás poner remedio y menores serán las secuelas, pero ¿cómo actuar si llega el momento?

 

  1. Habla con el niño: Es importante crear un clima de confianza, que se sienta querido y apoyado.
  2. Habla con el colegio: Deberán poner en marcha el protocolo de actuación y tomar las medidas pertinentes.
  3. Si el colegio no responde como debe, acude a la policía o las autoridades.
  4. Llévale a un especialista: su personalidad se está formando y haber sufrido acoso en el colegio puede afectarle en este sentido. Un psicólogo le ayudará en el proceso de recuperación.

Este último punto es muy importante, las heridas físicas suelen curarse con rapidez pero las más difíciles de detectar y las que más perduran son siempre las psicológicas. Además, es vital que el niño se sienta cómodo con el psicólogo que le trate, ya que si no se establece la conexión necesaria entre el niño y el profesional, hay un riesgo mayor de que no se abra y la terapia no funcione.

La sanidad privada ofrece la posibilidad de elegir especialista. En estos meses suelen lanzarse promociones en los seguros médicos, por lo que es un buen momento para ver, comparar y elegir uno que incluya el servicio de psicoterapia infantil.