Home Consejos ¿Es la conciliación un engaño?

¿Es la conciliación un engaño?

¿Es la conciliación un engaño?

“Puedes cerrar todas las bibliotecas si quieres, pero no hay barrera, cerradura, ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente”. Virginia Woolf.

El 8 de marzo es el día de la Mujer Trabajadora. Con motivo de la celebración de este día tan importante, denunciamos las dificultades que supone para muchas mujeres ser madre y trabajar fuera de casa. La combinación de la vida laboral y familiar se puede convertir en una carrera de obstáculos para muchas de las mujeres en este país. Los principales problemas que suelen encontrar las mujeres en su trabajo son:

  • La dificultad para encontrar un nuevo trabajo en caso de estar
  • Ascender o promocionar en una edad determinada por la posibilidad de quedarte embarazada.
  • Necesitar una baja prolongada después del parto.
  • Requerir una reducción de jornada para el cuidado de los hijos.
  • Dificultad para conciliar el horario laboral con el llevar a los niños al médico o cuidarles en caso que enfermen. En este punto recomendamos contratar un seguro médico ya que te facilita enormemente la elección de horarios para concertar una cita.

Por ello, es de vital importancia que conozcas tus derechos para conciliar tu vida laboral y familiar, amparados por la ley:

TUS DERECHOS PARA CONCILIAR VIDA LABORAL Y FAMILIAR

  1. La baja maternal

El nacimiento de un hijo o la adopción o acogimiento de un menor de 6 años, o menor de 18 años con dificultades para incorporarse a la vida familiar; da derecho a un permiso laboral de 16 días. También existen algunas condiciones especiales:

  • Si el niño tiene algún tipo de discapacidad, el permiso es de 18 semanas.
  • En caso de partos múltiples, se suma 2 semanas por cada hijo a partir del segundo.
  • Cuando se ha necesitado la hospitalización del bebé más de 7 días, la madre podrá ampliar la baja tantos días como el bebé haya pasado ingresado, hasta 13 semanas más.

En la maternidad biológica, las 6 primeras semanas las tomará la madre de forma obligatoria, mientras que las 10 restantes se pueden ceder al otro progenitor o compartirlas con él y disfrutarlas de forma simultánea. Además, estas 10 semanas podrán tomarse en jornada parcial o completa según el acuerdo con la empresa.

En casos de adopción y acogimiento, ambos progenitores pueden repartirse las 16 semanas entre los dos para disfrutarlas en paralelo o consecutivamente. La baja se puede tomar de forma parcial o total según el acuerdo con la empresa.

Prestación por maternidad: Durante el tiempo que está de baja, la trabajadora recibe una prestación económica de la Seguridad Social equivalente a un 100% de su base reguladora (cantidad diaria que se obtiene de dividir el sueldo antes de las retenciones entre 30 días).

 

  1. La baja paternal

Cuidar de un hijo no es sólo cosa de la madre, que además está especialmente dolorida en las primeras semanas en el caso de un parto o cesárea. Por ello, el otro progenitor tiene derecho a disfrutar de 4 semanas de permiso independientemente de la opción de compartir el permiso de maternidad. En caso de maternidad múltiple, se amplía 2 días más por cada hijo a partir del segundo.

En la prestación por paternidad, recibe el 100% de la base reguladora.

 

  1. Permiso de lactancia

Cualquiera de los dos progenitores tendrá derecho a pedir un permiso para alimentar su bebé hasta los 9 meses, sin afectar al salario. Este consiste en una hora de ausencia en el trabajo que se podrá dividir en dos medias horas.

 

  1. Reducción de jornada por cuidado de menores

También es una posibilidad que pueden disfrutar ambos progenitores con una reducción proporcional de su salario, y sin que se vean afectados sus puestos de trabajo ni derechos.

Las condiciones son las siguientes:

  • Tener a cargo a un menor de 12 años.
  • La jornada laboral se puede reducir entre un octavo y la mitad de la jornada
  • El beneficiario tendrá el derecho de elegir el horario y la duración de la reducción, aunque esto se ve sujeto a los criterios de los convenios colectivos de la empresa.
  • Durante los dos primeros años de la reducción, las cotizaciones a la Seguridad Social se computan como jornada completa.

 

  1. Reducción de jornada por cuidado de menores con una enfermedad grave

En los casos en los que los dos progenitores de un niño afectado por una enfermedad grave trabajen, uno de ellos tiene derecho a pedir una reducción de jornada. Esto se hace imprescindible en los casos en los que el niño requiera de hospitalizaciones prolongadas o cuidados directos y permanentes. En esta ocasión las características son las que siguen:

  • La duración de este permiso coincidirá con el tiempo que dure la hospitalización o tratamiento del menor.
  • La reducción es como mínimo la mitad de la jornada laboral.
  • El salario disminuye por la reducción de jornada, pero la Seguridad Social compensa esta reducción con un subsidio equivalente al 100% de la base reguladora establecida para la prestación por incapacidad laboral en proporción a la reducción de jornada.

 

  1. Excedencia laboral

Esta condición es un permiso sin sueldo que puede pedir cualquiera de los dos progenitores hasta que el niño cumpla 3 años sin perder la antigüedad de la empresa.

Las condiciones son:

  • Se puede pedir desde la fecha de nacimiento del niño o la decisión administrativa de acogimiento o guarda.
  • Se reserva el puesto de trabajo durante el primer año de excedencia por cuidado del menor. Después de dicho año se reserva un puesto dentro del mismo grupo profesional o categoría equivalente.
  • En caso de familia numerosa, este periodo asciende a 15 meses en caso de familias numerosas de carácter general y a 18 meses en caso de las de carácter especial.
  • Estos años de excedencia contabilizan como periodo cotizado en la Seguridad Social.
  • Se puede disfrutar de manera fraccionada.

De todas formas sabemos que, a pesar de tener el amparo de la ley, existen ciertas empresas que presionan a las trabajadoras para no ejercer estos derechos. Incluso existen convenios colectivos de empresas en los que fijan determinados criterios sobre conciliación laboral dependiendo de sus necesidades productivas y organizativas. Por ello es vital que todos luchemos diariamente por defender estos derechos que tanto costó conseguir. ¡Feliz día de la Mujer Trabajadora!

Almudena Ramirez

Profesional de la salud desempeñando sus labores de Psicóloga General Sanitaria con más de 5 años de experiencia en el tratamiento, evaluación y seguimiento de personas con diversas problemáticas en el área de Salud Mental. Actualmente es psicoterapeuta en la Policlínica CEMEI y en el Equipo de Atención Psicológica (EAP) de Psicólogos Sin Fronteras (PSF) desde hace varios años. Es licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y Máster en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Regulada como Psicóloga General Sanitaria por el Ministerio de Sanidad y Consumo.

Posts Relacionados
Deja Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies