Consejos para dejar de fumar

AEGON -Dejar de Fumar

“Dejar de fumar es fácil. Yo ya lo dejé unas cien veces.” Mark Twain (1835-1910). Escritor y periodista

En España, según datos de la Encuesta Nacional de Salud de 2012, el número total de fumadores diarios  varones es de 27,9 %, y el de mujeres es de 20,2%. Unos datos ligeramente menores que los que arrojaba la última encuesta de 2006, en la que fumaba el 29,5% de los adultos mayores de 16 años, siendo mayor el consumo en los hombres (35,3%) con respecto a las mujeres (23,8%).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se denominan productos del tabaco los que están hechos total o parcialmente con tabaco, sean para fumar, chupar, masticar o esnifar. Todos contienen nicotina, un ingrediente psicoactivo muy adictivo.

El consumo de tabaco es uno de los principales factores de riesgo de varias enfermedades crónicas, como el cáncer y las enfermedades pulmonares y cardiovasculares. A pesar de ello, su consumo está muy extendido en todo el mundo. Varios países disponen de leyes que restringen la publicidad del tabaco, regulan quién puede comprar y consumir productos del tabaco, y dónde se puede fumar.

Enfermedades asociadas al tabaco

Son muchos los perjuicios que provoca el tabaco, no sólo a nivel de salud sino en muchos otros ámbitos. Así, además de los padecimientos producidos o acentuados por el consumo de cigarrillos, también se produce una falta de apreciación de olores y sabores, mal aliento, pigmentación de los dientes e impregnación de olor característico en ropa, cabello e incluso la piel.

Entre las enfermedades asociadas al tabaquismo podemos destacar ciertos tipos de cáncer, enfermedades respiratorias de diversa índole, EPOC, retarde del desarrollo en niños y adolescentes, enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares y complicaciones en el embarazo entre otras.

Consejos para dejar de fumar

La gravedad de las enfermedades asociadas al tabaquismo ha llevado a los gobiernos a convertir el descenso en el consumo de cigarrillos en una prioridad. Entre las diversas actuaciones que se llevan a cabo encontramos varias páginas con consejos para dejar de fumar. De este modo, y por citar algunas fuentes, tanto la Organización Mundial de la Salud, como el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, poseen dichos textos en sus páginas oficiales.

Para eliminar la adicción al tabaco es importante conocer a fondo todas las desventajas que conlleva fumar y convencerse realmente de que dejarlo produce muchos beneficios a todos los niveles. A partir de ese punto cada persona ha de fijar su punto de partida; está demostrado que es más eficaz eliminar totalmente el consumo de tabaco que realizar una reducción progresiva.

Hay dos puntos muy interesantes a la hora de dejar de fumar ya que están enfocados a descubrir cuáles serán los momentos más conflictivos durante el proceso:

  • El primero consiste en llevar un registro de los momentos del día en los que se fuma, para de esta manera saber cuáles son los hábitos tras lo que la necesidad va a ser mayor y de este modo estar prevenidos o pensar de antemano la forma de cambiar esos hábitos.
  • En segundo lugar saber todos aquellos efectos negativos que se van a producir los primeros días tras dejar el tabaco, para de este modo estar preparados para afrontarlos y ser conscientes de la temporalidad de esos síntomas. Entre ellos se encuentra la necesidad de nicotina, ansiedad, dificultad para concentrarse, dolores de cabeza incremento del apetito e irritabilidad o depresión.

Un profesional de la medicina o de la psicología puede ayudar a hacer más llevadero el proceso y sencillo el proceso.