Depresión: cómo enfrentarse a ella

Consejos Depresión

“El equilibrio mental, juicio recto, valor moral, audacia, resistencia, forma de tratar al prójimo y cómo sacar el mayor bien de los contratiempos son cosas que no se aprenden en la escuela”. Alexis Carrel

La salud mental es un estado de bienestar psíquico y emocional. Los problemas de salud mental afectan a los pensamientos y sentimientos de la persona que los padece disminuyendo notablemente su calidad de vida. Se trata de enfermedades infradiagnosticadas en muchos casos: multitud de personas con trastornos psiquiátricos no reciben tratamiento alguno pese a que existen intervenciones eficaces.
Las enfermedades mentales incluyen varias condiciones entre las que se encuentran la depresión, el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno bipolar, los trastornos de ansiedad, las fobias y los trastornos de la personalidad, entre otros muchos.

La depresión
La depresión es una enfermedad psíquica que abarca una serie de síntomas como la tristeza, el abatimiento, la infelicidad, la desmotivación, la apatía y la culpabilidad. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo hay más de 350 millones de personas con depresión, un trastorno mental que altera sus vidas.
El estado de ánimo negativo característico de la depresión, afecta al entorno social y laboral de la persona que la padece, llegando incluso a incapacitarla.
Para tratar la depresión existen tratamientos psicoterapéuticos y farmacológicos que pueden ayudar a los pacientes mejorando su condición. Por eso es importante que, ante la sospecha de un cuadro de depresión, se acuda a los profesionales sanitarios para pedir consejo.

Cómo enfrentarse a ella
Lo más importante a la hora de afrontar una enfermedad de este tipo es tratarla con la importancia que requiere pero sin llegar al alarmismo. Es fundamental romper el tabú que suponen las enfermedades mentales y consultar a un profesional a la mayor brevedad posible y con la misma naturalidad que cualquier otro padecimiento de la vida diaria. Es importante tener siempre presente que como muchas otras enfermedades, tiene sus síntomas, su tratamiento, su proceso de recuperación y finalmente su cura, y no hay que desesperarse por tratar de llegar al final lo antes posible.
Existen muchas maneras de afrontar la depresión desde el punto de vista de la psicología, siendo muy variadas las terapias usadas por los profesionales para combatir esta enfermedad. Por su parte, los psiquiatras recetan diferentes fármacos que ayudan a su tratamiento. Sin embargo numerosos grupos de expertos coinciden en los comportamientos y los hábitos que llevan a su prevención y ayudan a su recuperación. Uno de los más populares es el del pensamiento positivo que consiste básicamente en reforzar los momentos buenos y felices de cada día y de cada situación que vivimos.
Aun así, un profesional de la salud en este tipo de enfermedades es quien mejor les puede guiar hasta su recuperación.