Las distintas necesidades del seguro médico a lo largo de la vida

Aegon Seguro Salud Familiar

El seguro médico es un producto de previsión fundamental por toda una serie de ventajas, desde acceder a los mejores profesionales, mejorar la prevención, hasta poder ofrecer acortar los plazos para la atención médica y pruebas diagnósticas y por supuesto conseguir una mejor y rápida recuperación.

Muchos aspectos que hacen recomendable el producto en todo momento aunque las necesidades de salud cambien y lo hacen a lo largo de las etapas de la vida, desde la niñez a cuando se disfruta de la edad de jubilación.

Del nacimiento a la adolescencia

Una de las conclusiones del Cuestionario sobre aspectos técnicos y de gestión de clientes en seguros de salud tenía como una de las consecuencias “prácticamente todas las pólizas están pensadas para la contratación por el módulo familiar, aunque la prima sea individual por asegurado, con aplicación de descuentos en función del número de asegurados”. Esta vocación de cobertura familiar se produce porque uno de los segmentos más importantes de cobertura está precisamente en los más pequeños.

Es precisamente este segmento de población el que suele requerir una mayor atención médica aunque sea para pequeñas necesidades médicas: pediatría, vacunas, pruebas médicas…

Además de las coberturas médicas esenciales, otras complementarias también son fundamentales en esta edad, como son las de dentista. Según datos de la “Encuesta de salud oral en España” elaborada por el Consejo de Dentistas, un 55% de los menores de 15 años tienen caries y 4 de cada 10 adolescentes tienen mal alineamiento de los dientes. Todo esto es un indicativo del ahorro que podemos obtener en la mayoría de los casos si tenemos un suplemento dental en nuestra póliza

Edad adulta

Las necesidades médicas cambian, la frecuencia suele disminuir pero con unas pautas distintas que suelen llevar a acudir más a médicos especialistas y con más pruebas diagnósticas. Por todo ello, el ahorro en tiempo y dinero que se puede conseguir en este tramo de edad es más considerable.

Uno de los momentos más valorados en este tramo de edad es el embarazo. El seguro de salud ofrece una cobertura completa que va desde citas médicas, pruebas a por supuesto el momento del parto, con aspectos tan destacables como habitación privada.

Cuando somos mayores

Mantener nuestro seguro de salud cuando hemos alcanzado la jubilación es una de las mejores decisiones. Permite tener una cobertura rápida y total de unas necesidades médicas más especiales.

Las hospitalizaciones también son más frecuentes en este tramo de edad. Pero también son importantes otros aspectos, esencialmente prevención, mucho más difícil de cubrir por los sistemas públicos, en cuanto la esperanza de vida cada es mayor y el número de personas jubiladas crece.

Necesidades distintas, pero para todas ellas, el Seguro de Salud es un producto con el que conseguiremos grandes beneficios.