Intoxicaciones alimentarias: consejos para prevenirlas

Intoxicaciones Alimentarias Blog Aegon

“Que el alimento sea tu medicina y tu mejor medicina sea tu alimento.» Hipócrates de Cos

Altas temperaturas, negocios ambulantes, masificaciones en bares, restaurantes y chiringuitos, viajes a países exóticos, comidas sin tratamiento térmico… Todos estos factores aumentan notablemente el riego de padecimiento de intoxicaciones o ETAs (Enfermedades de Transmisión Alimentaria), por lo que en verano debemos estar especialmente alertas para que nuestra salud no se resienta.
Aquello que comúnmente conocemos como intoxicaciones alimentarias son en su mayoría infecciones, ya que están producidas por invasiones bacterianas en nuestro organismo. Las bacterias suelen tener una temperatura óptima de crecimiento de 37º C, pudiendo ser destruidas a partir de los 50 y bajando su concentración o permaneciendo latentes en temperaturas de refrigeración. El calor veraniego favorece una temperatura ambiente muy próxima a la temperatura óptima, por lo que el riesgo de proliferación de bacterias patógenas aumenta notablemente. Además encontramos que la gran mayoría de los alimentos se ingieren frescos, es decir, inmediatamente antes de consumirlos no han sufrido un golpe de calor que pueda eliminar o reducir la posible contaminación de bacterias.

Prevenir intoxicaciones alimentarias

Para evitar situaciones desagradables en las que una diarrea termine totalmente con las tan esperadas vacaciones, es necesario prestar mucha atención a ciertos detalles que pueden identificar como más o menos seguros aquellos alimentos en los que nos vayamos a sentar a comer.

  •  Higiene en el local. El factor más importante es la higiene, por lo que observar signos de falta de higiene debería significar descartar totalmente ese lugar. Como hemos comentado, la temperatura de conservación es determinante para evitar el crecimiento de bacterias por lo que se debe observar que aquellos alimentos que deben ser conservados en refrigeración se encuentran guardadas en vitrinas frías u otro tipo de armarios refrigerados y que el tiempo que permanecen abiertos para servir no es excesivo. Además sería una señal de garantía que tuviesen expuestas las temperaturas a las que se encuentran dichas vitrinas y que en ningún caso superara los 5 grados.
  • Agua. En muchas ocasiones el agua de la red pública puede ser la causante de la famosa diarrea del viajero, por lo que hay que tratar que toda el agua que se consuma sea embotellada y en caso de países exóticos no tomar bebidas con hielo. Aquellos establecimientos que usen el agua embotellada para cocinar nos estarán ofreciendo una garantía de calidad adicional.
  • En el hogar. Estos consejos son igual de útiles a la hora de trasladar la prevención a nuestros hogares. De este modo, tendríamos como sugerencias principales tener una higiene adecuada en las instalaciones y en la manipulación de los productos, respetar en todo momento las temperaturas de conservación y utilizar un agua con garantía de salubridad.

Aunque existen muchas más recomendaciones que se podrían hacer para evitar las ETAs, estos tres consejos ayudarán de manera eficaz a reducir notablemente el riesgo de sufrir estos padecimientos. Si aún así sufrieras de una sintomatología posiblemente relacionada con estas enfermedades acude inmediatamente a un profesional sanitario.