Pérdida de pelo por estrés, consejos para evitarlo

consejos para evitar la perdida de pelo por estres

La caída del cabello es un problema que afecta a un gran número de personas. ¿Pero sabías que el trabajo puede tener mucho que ver? Entre las causas de la alopecia no sólo está el factor genético. La pérdida de pelo por estrés o alopecia nerviosa es habitual. Y más concretamente, un estudio reciente asocia la pérdida de cabello a un exceso en las horas de trabajo. Conoce las conclusiones de este estudio y los principales consejos para evitar la pérdida de pelo ¡Empezamos!

El mayor cuadro médico para cuidar de ti.
Más de 50.000 especialistas.
Más de 1.000 clínicas a tu disposición.

Infórmate

¿Qué nos afecta en la pérdida de pelo por estrés?

Este estudio ha sido realizado en Corea del Sur y para ello han examinado a más de 13.000 hombres trabajadores. Se les dividió en tres grupos: aquellos que trabajan 40 horas o menos, los que trabajan entre 40 y 52 horas y finalmente quienes trabajan más de 52. En el estudio se han tenido en cuenta, además, diversos factores, como pueden ser la edad, el estado civil de cada trabajador, los ingresos mensuales que tienen o incluso si consumen tabaco. 

Tras varios meses de investigación, se llegó a la conclusión de que el tercer grupo era el más afectado en la pérdida de cabello. En concreto, perdían pelo el doble de rápido que el resto

Gracias a esta investigación descubrimos otros factores, además del estrés, que son cruciales en la pérdida de cabello: la edad es un gran influyente, ya que la combinación de ambos dañan los folículos capilares y limitan el crecimiento activo del cabello. 

Así, se determinó que limitar horas de trabajo para prevenir el desarrollo de alopecia puede ser más necesaria para los trabajadores jóvenes, como los de 20 y 30 años, en los que comienzan a aparecer los síntomas de pérdida de cabello. Se requieren intervenciones preventivas para promover horas de trabajo adecuadas y razonables en nuestra sociedad.

Este estudio ha sido apoyado por numerosos especialistas en cirugía capilar, que señalan que, a menudo, el estrés puede ser el desencadenante de otros tipos de pérdidas de cabello. 

Consejos para prevenir la pérdida de pelo por estrés

La buena noticia es que si controlamos el estrés, la alopecia suele remitir y es reversible, en un tiempo prudencial de meses, nunca menos de 6. Aunque el invierno es un momento del año en el que pelo sufre más, y ya te proporcionamos por ello algunos tips para cuidar el cabello en invierno, realmente la prevención requiere de esfuerzos todo el año. Estos serían algunos consejos al respecto.

Mejorar la alimentación

La alimentación es un factor clave para prevenir la pérdida de pelo por estrés. Lo ideal es llevar a cabo una dieta rica en frutas y vegetales, evitando el consumo de grasas y alimentos basura. Para tratar y prevenir específicamente la caída del cabello, lo recomendado es incrementar el consumo de ciertas vitaminas, como pueden ser la vitamina A, la vitamina B6 y B8, vitamina C o vitamina E, entre otras. 

Una exposición al sol prolongada puede ser altamente perjudicial

El exceso de sol no sólo puede ser perjudicial para nuestra piel. Exponer nuestro cabello al sol puede debilitarlo, resecarlo o incluso hacer que pierda su brillo natural e influir en su caída. 

Evitar un uso excesivo de productos químicos también es crucial en nuestra salud capilar

Muchos productos químicos pueden propiciar la caída del cabello, como pueden ser las lacas, gominas o fijadores. Invertir en champús naturales puede ser muy beneficioso ya que nos aportará las vitaminas que los productos químicos no pueden ofrecernos. 

Utilizar un peine adecuado

Durante el cepillado se puede caer más pelo de lo normal si no lo hacemos de manera correcta. Hacer uso de peines con separaciones anchas y evitar el uso de cepillos es lo más adecuado. 

Reducir el uso de gorras

Aunque pueda parecer una tontería, se cree que el uso frecuente de estas, así como de gorros o sombreros, puede propiciar la caída del cabello ya que impiden su correcta oxigenación. 

Tener cuidado con el calor de secadores o planchas

A pesar de que el uso de secadores o planchas de pelo nos ayudan a que este luzca bonito, lo ideal es evitar su uso a toda costa, ya que estos productos lo resecan enormemente y hacen que pierda su brillo, propiciando su caída. 

Control del estrés

Por último, y como hemos dicho al comienzo del post, evitar cualquier tipo de estrés ayuda enormemente para combatir la pérdida de cabello. Esto se debe a que, cuando sufrimos situaciones de estrés, se produce una contracción de los vasos sanguíneos que alimentan al cabello. Como consecuencia nuestro cuero cabelludo se desnutre y el cabello se debilita.

💡 Toma nota de las causas del estrés y cómo combatirlo.

Otras causas de caída del cabello

Existen diferentes motivos por los que puedes sufrir un aumento en la caída del cabello, así que en este artículo nos hemos propuesto repasar también las otras principales causas.

Cabe destacar que esta tendencia suele dispararse con la llegada del otoño. El otoño es una etapa más en el ciclo de la vida. Es un tiempo de maduración y culminación que también nos afecta, y el ser humano, como parte fundamental de la naturaleza, no puede escapar a este proceso natural inexorable.

caida del pelo

Cada día pueden caer de nuestro cabello entre unos 50 y 100 pelos, ya que todos ellos se encuentran en distinto proceso de crecimiento: unos están creciendo, otros se encuentran estabilizados y otros han llegado al fin de su vida y se caen. Pero esto no debe ser una señal de alerta, el mismo número de pelos que se desprenden es sustituido por otros nuevos que comienzan a nacer.

Precisamente en otoño, por lo expuesto líneas arriba, es el período del año en el que más pelo cae, debido a que en esta época del año se produce la fase telógena o de reposo del pelo que coincide con los tres meses que dura la estación otoñal.

Caída del pelo anormal

Si esta caída comienza a ser más abundante de lo normal, la zona del cuero cabelludo comienza a clarear o notamos una densidad de cabello anómala por la escasez de la misma, debemos acudir a un médico o especialista, en este caso a un dermatólogo.

La causa más común de la calvicie es el factor hereditario junto con la edad, pero la caída desmesurada del cabello sí que se puede deber a algunas causas concretas: genéticas, hormonales, enfermedades, uso de fármacos, nutricionales… que, en muchos casos, pueden ser combatidas eficientemente.

Cambios hormonales y enfermedades

También una serie de trastornos pueden ocasionar perdida temporal o permanente del pelo.

Uno de los tipos más frecuentes son los derivados de cambios hormonales. Sus causas son también muy variadas y van desde cambios en el embarazo, menopausia o problemas de tiroides.

También hay enfermedades que causan pérdida masiva y rápida de cabello. La propia enfermedad causada por el coronavirus está provocando en algunos pacientes contagiados una caída intensa del pelo, dos o tres meses después de padecer la enfermedad.

Cuando se produce por estas causas estamos hablando de alopecia areata, que está relacionada con el sistema inmunitario y que causa, además de la pérdida desigual del cabello, infecciones del cuero cabelludo o la tricotilomanía, un trastorno que consiste en arrancarse compulsivamente el cabello.

caida del pelo

💡 Aquí te damos algunas claves sobre cómo mejorar el sistema inmune

Tratamientos farmacológicos

También la caída del pelo puede ser un efecto secundario de algunos tratamientos farmacológicos como en algunos medicamentos usados para tratar la artritis, la depresión, problemas cardíacos, gota, cáncer y tensión alta.

A veces también son por causas más específicas del propio cabello, como algunos tratamientos agresivos especialmente con sustancias calientes o simplemente un modelado excesivo del cabello que puede causar pérdida de cabello por alopecia por tracción.

Cómo mantener el pelo sano

Una vida saludable favorece un cabello sano. Este estilo de vida implica una correcta alimentación y un ritmo de vida pausado. Precisamente estos dos factores junto a la higiene capilar, son los que ayudan en mayor medida a prevenir la pérdida de cabello:

  • Alimentación equilibrada: Rica en frutas y verduras que garantice la ingesta de todos los nutrientes, sin excesos y tampoco dietas de choque. La falta de algunos nutrientes esenciales y vitaminas puede contribuir a la pérdida de cabello
  • Mantener una rutina diaria ordenada: Alejada del estrés y con una práctica moderada de ejercicio físico.
  • Higiene capilar: Cuánto mayor sea la calidad de los productos cosméticos con los que tratamos nuestro cabello, mayor será la salud de éste. Siempre puedes consultar con tu dermatólogo cuáles son los más convenientes para tu tipo de cabello.

💡 Amplía información sobre cómo nos influyen unos hábitos de vida saludable

Cómo parar la caída de pelo

Una pérdida de pelo no afecta a tu salud física, pero sí puede hacerlo anímicamente. Ante toda caída anormal puedes ponerte en contacto con tu dermatólogo. Como hemos visto, en muchas ocasiones, averiguadas las causas sólo hay que actuar sobre ellas, como reducir el nivel de estrés o suspender o modificar algún tratamiento.

ℹ️ También la gama de tratamientos es enorme, que va desde productos cosméticos, farmacológicos hasta el implante de cabello.

Esperamos que este artículo sobre pérdida de pelo por estrés haya sido de tu interés. Si es así, te animamos a difundirlo en tus canales sociales ¡Ayúdanos a divulgar salud! Te esperamos pronto por aquí, con más artículos y noticias relacionadas con salud y bienestar.

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Whatsapp
Whatsapp
Doctor especialista en Medicina Familiar

Licenciado en Medicina y Cirugía, en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, con más de 29 años de experiencia. En mi formación cuento además con un Máster en Salud Pública y Epidemiología y con un Máster en Cuidados paliativos.