Qué deporte deberías practicar según tu edad y metabolismo

Qué deporte deberías practicar según tu edad y metabolismo

“En el deporte, como en el amor, la condición amateur debe ser estrictamente mantenida.» Robert Graves, escritor británico

El deporte es la receta mágica para mantener un estado óptimo de salud, la práctica asidua de ejercicio físico conlleva multitud de beneficios en diversos sistemas del organismo, y para beneficiarse de sus ventajas solo hay que tener en cuenta una serie de pequeñas pautas.

PRIMER PASO: AUTOCONOCIMIENTO

El paso fundamental para la realización de ejercicio de manera saludable es el conocimiento de uno mismo; es imprescindible conocer las lesiones más propicias, que músculos se necesita calentar mejor, el calzado que no molesta y las señales que cada cual percibe como alarmas de que algo no se está haciendo correctamente.

A partir de ahí, existen muchas pautas para calcular la intensidad del deporte que se realiza en función de las pulsaciones y de los objetivos a conseguir. Sin embargo, este control no es absolutamente necesario y se puede ejecutar de manera saludable sin necesidad de pulsómetros ni de paradas periódicas para el conteo del pulso.

Recomendaciones generales

El ejercicio físico que se debe realizar para mantener la salud ha de ser continuo en el tiempo y de media o baja intensidad, siendo muy pequeñas las variaciones en función de la edad, ya que la característica primordial de estos ejercicios es la minimización del estrés que provoca en los músculos y en el sistema cardiovascular y el sistema respiratorio.

Es fundamental en todas las edades el calentamiento previo, haciendo que todos los músculos entren en calor y realizando suaves rotaciones articulares y pequeños estiramientos. Esta etapa adquiere mayor importancia en porcentaje de tiempo dedicado a ella en relación al tiempo total de ejercicio a medida que avanza los años, especialmente en población de la tercera edad. Otro de los aspectos que tiene que adecuarse a la etapa de la vida es el tipo de deporte, ya que algunos (como los de carrera) provocan un impacto en articulaciones que puede ser perjudicial, por lo que debe adecuarse o evitarse en edades en las que comienzan los padecimientos articulares.

¿Cuándo aumentar la intensidad y la duración?

El metabolismo es el único que puede determinar la necesidad de aumentar la carga de ejercicio por encima del básico aconsejado, entendiendo como la cantidad de ejercicio para mantenerse saludable entre 30 y 45 minutos de ejercicio de intensidad baja o moderada al menos 5 días en semana. En ocasiones el metabolismo particular de algunas personas es tan bajo que la ingesta diaria necesaria para obtener todos los nutrientes recomendados provoca un superhabit calórico, produciendo una tendencia a la acumulación de grasas. Para regular este desequilibrio habría que reducir las cantidades de alimentos, lo cual provocaría un déficit de nutrientes esenciales, o aumentar el gasto energético mediante el deporte. En este caso habría que aumentar la intensidad y/o la duración de las sesiones y debería consultarse a un profesional para hacerlo de la manera más adecuada posible.