Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir un seguro de salud

Seguro de Salud

Elegir cual es el mejor seguro para nuestras necesidades nunca es sencillo, en algunas modalidades se puede comparar más directamente las coberturas, pero en otros productos hay que tener en cuenta muchas más consideraciones. Esto sucede con los seguros de salud, en los que el gran número de coberturas o formas de pago obligan a analizar muy bien para encontrar el producto adecuado.

En primer lugar debemos fijarnos en lo esencial, en el servicio médico. Principalmente nos encontramos con dos opciones, por un lado, tener un cuadro médico por el que como asegurados podemos elegir entre una serie de facultativos. Frente a esta, están los seguros de reembolso de gastos. En este caso podemos elegir libremente el médico y la compañía nos devuelve un porcentaje de los gastos, que llega desde la totalidad a cubrir cantidades menores Dependiendo mucho del uso o de las características de los beneficiarios de la póliza (niños o edad avanzada aumenta el número de visitas) la primera opción puede ser más económica, pero por supuesto sacrificando la libertad que nos permite elegir médico.

También existen modalidades mixtas, muchas de ellas nacidas al calor de la competencia, a través de ellas se pone a disposición de sus asegurados por un lado un cuadro médico pero también se puede elegir otros especialistas con un reembolso parcial de los gastos.

Coberturas adicionales

También tenemos que analizar que más nos ofrece nuestro seguro de salud, coberturas complementarias que a veces nos lleva a decantarnos por un tipo de seguro u otro. Por un lado, existen otros servicios conexos a la medicina general como dentista o psicólogo que debemos analizar detenidamente en todos sus componentes. Por ejemplo, en el caso de odontología es común ofrecer servicios básicos como urgencias, extracciones o una limpieza anual, pudiendo existir servicios añadidos a un precio más reducido.

Otro punto importante son las coberturas en el extranjero. Si viajamos mucho por ocio o trabajo es fundamental tener una correcta cobertura fuera de España. En este caso si suele ser habitual el reembolso de gastos médicos. Para ver si es rentable,  analicemos nuestros destinos habituales y el coste de los servicios de salud para ver si son o no adecuados.

Otros puntos a tener en cuenta

Tras contratar un seguro suelen existir periodos de carencia por los cuales no se tiene acceso a servicios como cirugías, partos o algunas pruebas médicas costosas. Esto es así para intentar evitar “picarescas” de contratar un seguro medico solo para cubrir una intervención quirúrgica o prueba costosa  que la sanidad pública nos la demora mucho en el tiempo.

Pero también puede darse el caso que al poco de contratar la póliza necesitemos de estos servicios que no tenemos acceso. Por ello, un periodo de carencia menor es también una seguridad añadida para los asegurados.

Aunque todos los seguros suelen tener una cobertura completa nacional, lejos de las grandes ciudades podemos encontrar grandes diferencias, o encontrarnos que los centros médicos de referencia lejos de nuestro hogar. Al ofrecernos la posibilidad de ver el cuadro médico con anterioridad de su contratación, salvamos este obstáculo que también se extiende a la cobertura hospitalaria. Ver si los hospitales de referencia en urgencias tienen un servicio adecuado, su grado de saturación, su calidad es un punto importante.

Por todo ello, analicemos y comparemos todas las coberturas y busquemos el seguro que por precio, servicio y calidad sea el más adecuado a nuestras necesidades.