Real Fooding, ¿qué hay detrás de esta nueva moda?

explicamos el movimiento real fooding
Tiempo de lectura: 2 minutos

Esta nueva tendencia se ha extendido por todas partes en muy poco tiempo. Desde las redes sociales hasta las noticias. Pero, ¿sabemos realmente en qué consiste el Real Fooding? Comencemos por lo más simple; su significado. Real Fooding significa literalmente comida real.

¿Qué consideramos comida real?

Los expertos nos explican que la comida real incluye todos los alimentos frescos, las materias primas, cuyo procesamiento ha sido mínimo. También podemos incluir algunos procesados, como el aceite de oliva, a los que podríamos llamarlos buenos procesados.

Los que no se permiten bajo ningún concepto, son los ultraprocesados. Esto se debe a que deben ser sometidos a numerosos cambios para que duren más y nos resulten más atractivos, sin tener en cuenta sus propiedades. 

El movimiento RealFooding consiste en cocinar haciendo exclusivo uso de alimentos frescos, reconocibles y sin añadidos. Como pueden ser las frutas, verduras legumbres, etc. El nombre del movimiento fue creado por un grupo de profesionales de la dietética y la nutrición.

Objetivo del movimiento Real Fooding

Muchos expertos lo califican como un movimiento que defiende el derecho a una alimentación saludable para la población. Es una revolución que lucha con conocimiento y conciencia contra el lado oscuro de la industria alimentaria que vende ultraprocesados.

El Real Fooding surge de la necesidad de concienciar a la gente sobre los efectos perjudiciales de los productos que se consumen, los ultraprocesados, que forman parte del día a día de la gran mayoría de la población.

¿El Real Fooding cuenta con el respaldo científico?

Como en el caso de todas las modas que se extienden de forma masiva, suele venirnos a la cabeza la duda de si realmente es algo respaldado científicamente o simplemente se trata de otra moda sin sentido. Lo cierto es que hay numerosos estudios que afirman que comer comida real y evitar productos ultraprocesados previene enfermedades crónicas no transmisibles, especialmente si se combina esta nueva dieta con ejercicio físico. 

Por lo tanto, si te estabas planteando seguir este movimiento, la respuesta es sí, sin duda. Y la razón es que nos aporta múltiples beneficios, como los que hemos mencionado anteriormente, y lo que mostramos a continuación.

Beneficios de la comida real

  • Un estudio reciente observaba que la alimentación basada en alimentos mínimamente procesados está relacionada con un menor riesgo de desarrollar síndrome metabólico. Este cuadro se manifiesta en la resistencia a la insulina, exceso de grasa abdominal, dislipidemia aterogénica, hipertensión arterial, estado de hipercoagulabilidad y estrés crónico, entre otras cosas.
  • Los cambios y mejoras en la dieta de la población general tendrían un gran potencial sobre la reducción de la incidencia de enfermedades cardiovasculares.
  • Se estimó que la reducción de la ingesta de productos ultraprocesados en un 25%, 50% o 75%, podría disminuir el riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular hasta en un 5.5%, 11% o 29%, respectivamente. 

Por supuesto hay un gran número de evidencias científicas además de las que hemos mencionado, y que proporcionan la credibilidad suficiente como para que, por ejemplo, el Gobierno de Brasil haya publicado una guía alimentaria que promueve una alimentación basada en comida real. 

El Real Fooding ha llegado tan lejos, que muchos expertos ni siquiera consideran que entre en la categoría de “moda”. “No se trata de ninguna dieta, es un estilo de vida”, afirman. Las modas son algo que vienen y van, pero los cambios de hábitos han de permanecer.