Cómo reanudar la práctica del deporte después del verano

BlogAegon reanudar practica deporte

33“A partir de cierto punto en adelante no hay regreso. Es el punto que hay que alcanzar”. Franz Kafka.

 

Es posible que, si eres una persona habituada a practicar deporte, el verano no suponga un freno a tus rutinas. Sin embargo, está situación no es la más habitual y en la mayoría de las ocasiones la época estival se caracteriza por los excesos en alimentación y bebidas y el disfrute de la relajación en playas y montaña, dejando de lado totalmente el ejercicio físico. Y, con la vuelta de las vacaciones, regresan las ganas de volver a retomar los gimnasios y las quedadas con los amigos para practicar deporte, y es aquí donde debemos tener ciertas precauciones.

  • Controla tu peso. Uno de los factores más importantes a tener en cuenta es el peso, ya que en muchas ocasiones el aumento de peso es significativo a final del verano y tratar de comenzar con una actividad física de la misma manera que se dejó antes de las vacaciones teniendo varios kilos de más puede ocasionar lesiones muy fácilmente.
  • Aliméntate bien. De este modo, lo ideal sería comenzar a comer de manera saludable y controlada para ir acercándose al peso ideal para pasar, después, a una práctica regular de deporte.
  • Comienza poco a poco. Aunque no se hubiese aumentado de peso, es importante comenzar con ejercicios muy moderados antes de iniciar las rutinas deportivas. Es decir, si se pretende comenzar a asistir al gimnasio o empezar a quedar con amigas y amigos para jugar al pádel todas las semanas o coger la bicicleta o cualquier otra actividad física, una semana antes debería comenzarse a hacer algo de carrera continua a un ritmo muy suave y con una buena sesión de estiramientos post ejercicio. De este modo, comenzarán a desentumecerse los músculos, a eliminar toxinas y a ir preparando al organismo para que cuando se comience con la actividad física habitual no aparezcan lesiones, fatiga o agotamiento excesivo.
  • Atención a las temperaturas y a la vestimenta. Por último, y no menos importante, no hay que olvidar que la época que sigue al verano es un periodo de inestabilidad meteorológica en la que se pueden producir altas variaciones de temperatura de un día a otro e incluso en horas. Para prevenir los posibles problemas de salud que pueden provocar pasar frío o calor durante una actividad física o después de ella, es fundamental tener una buena previsión de calzado y vestimenta deportiva, teniendo en cuenta esas posibles variaciones de temperatura y de otros factores climáticos como la aparición de lluvia.

Aplicar estos consejos en la vuelta a la rutina deportiva te ayudará a disfrutar mucho más de la actividad física tras las vacaciones.