¿Qué seguro médico elijo, con o sin copago?

Seguro Salud Copago

El seguro médico es sin duda uno de los productos de cobertura más importantes a contratar para cubrir necesidades presentes y futuras, no sólo las propias, también las de toda nuestra familia. Un producto “universal” pero que ofrece toda una larga serie de posibilidades de prestaciones y contratación.

El análisis de todas ellas es fundamental, no se trata ni de pagar de más ni tampoco quedarnos cortos en las coberturas sino de adecuar nuestras necesidades al producto más adecuado. Este “estudio” debemos hacerlo desde el principio, desde el momento en el que vamos a contratar nuestro seguro de salud, ya que entonces ya decidiremos variables que influirán no sólo en la cobertura del producto como en el coste del mismo, una de estas es si optamos por modalidad copago o sin copago.

Factores a tener en cuenta

El copago consiste en un pequeño precio, el cual paga el asegurado en el momento de recibir la asistencia médica. En algunos casos esta cantidad es variable y está relacionada con el servicio médico que presta. Por ejemplo nos cobran menos por una asistencia a un doctor de medicina general o pediatría, que un especialista. Igual suele suceder con las pruebas diagnósticas con claras diferencias entre el coste de las más “sencillas” como análisis o radiografías a otras más complejas como puede ser una resonancia magnética. Esta modalidad de copago dificulta mucho el control del gasto que incurriríamos si vamos al médico o nos efectúan alguna prueba. Por ello, las modalidades de copago lineal como las que ofrece Aegon (pagamos lo mismo por cada asistencia médica con independencia del médico que visitemos o prueba que realicemos) nos facilita conocer mes tras mes cual será nuestro gasto total.

A cambio de realizar estos pequeño pagos por asistencia médica conseguiremos un ahorro en el desembolso periódico que realizamos por nuestra prima de seguro, es decir tendremos una parte “fija” que pagaremos usemos o no el servicio y otro variable que si dependerá de la asistencia que tengamos a lo largo del tiempo (generalmente mensual).

Calcular la mejor opción económica

Este es el punto más importante, a priori conseguimos un ahorro con la opción de copago,  pero sólo lo lograríamos si no visitamos frecuentemente el médico. A priori, no sabemos si vamos a tener una larga enfermedad que nos obligue a ello, pero si tenemos circunstancias que pueden darnos alguna pista. Por ejemplo, si tenemos niños de corta edad, las urgencias o las visitas periódicas al pediatra suelen ser importantes. También por ejemplo si pensamos en tener hijos sabemos que hay muchas visitas frecuentes en el horizonte con un gran número de pruebas médicas y no interesa tanto el copago.

Las tres posibilidades de copago que nos ofrece Aegon (sin copago, copago lineal de 5 euros o copago lineal de 10 euros) nos permiten tener un abanico completo de posibilidades para adaptarlos a nuestras circunstancias personales. Si vamos –o mejor dicho, esperamos- una continua asistencia médica o preferimos saber siempre lo que vamos a pagar, sin sorpresas, la mejor opción en el medio plazo sería sin copago. Para una asistencia media, discontinua en el tiempo la mejor elección sería la del copago de 5 euros. Por último, si creemos que vamos a ir muy poco al médico y optamos por contratar un seguro médico exclusivamente por el respaldo y seguridad que conseguimos elegiremos el copago más elevado, de 10 euros, que nos garantiza una prima fija más baja. Pero en todos los casos, la misma seguridad y protección.