Alternativas a los planes de pensiones

Los planes de pensiones son una manera de ahorrar para complementar tu futura pensión pública de jubilación. De este modo podrás tratar de no perder poder adquisitivo. Sin embargo, los planes de pensiones no  son únicos, tienen alternativas.

En general, como verás, todas estas alternativas pasan por un mismo concepto: el ahorro para tu jubilación es una cuestión prioritaria en tus finanzas personales, y, cuanto antes lo inicies mejor. Además, no siempre tendrás que apostar por una única herramienta de ahorro, es decir, en muchos casos estas alternativas que te vamos a mostrar pueden combinarse entre sí y con los planes de pensiones.

Por qué tener en cuenta alternativas a los planes de pensiones

Solemos considerar a los planes de pensiones como la principal herramienta de ahorro para la jubilación, esto no sólo no es así sino que puede llevarnos a un ahorro centrado en este producto, que no obtenga todo lo que realmente podríamos obtener combinándolo con otras opciones.

Los planes de pensiones, además de ofrecernos una desgravación fiscal interesante, nos proponen una rentabilidad a lo largo del tiempo cambiante según el tipo de plan de pensiones elegido. Este dinero se va acumulando, como en otras opciones de ahorro para la jubilación, y se puede rescatar en el momento de la jubilación o en supuestos muy concretos como el fallecimiento, desempleo de larga duración…

Sin embargo, los planes de pensiones presentan algunas desventajas que hacen que miremos otras alternativas con interés. La baja rentabilidad que suele situarse por debajo de la inflación, es una de estas desventajas, pero también, la poca flexibilidad para utilizar el dinero.

En definitiva, un plan de pensiones puede ser una buena idea, pero una combinación con más herramientas de ahorro puede ser lo todavía más.

Alternativas a los planes de pensiones

Existen muchas alternativas realmente, casi tantas como posibilidades de ahorro o inversión encontremos, pero las más habituales y recomendables son las siguientes.

PPA Planes de Previsión Asegurados

Se trata de un seguro de ahorro y previsión con un tratamiento fiscal similar al de los planes de pensiones, aunque, en este caso los PPA nos proponen un interés garantizado. No son un producto flexible en cuanto al rescate, es decir, no podrás acceder al dinero en cualquier momento del mismo modo que ocurre con los planes de pensiones. Una gran ventaja es que su rentabilidad suele ser superior a la de los planes de pensiones individuales.

PIAS Planes Individuales de Ahorro Sistemático

Se trata de un producto orientado al ahorro a largo plazo. Toma la forma de un seguro de ahorro en el que realizamos aportaciones periódicas a cambio de rentabilidad mínima garantizada, y un porcentaje de rentabilidad variable. En este caso, a diferencia del anterior, el dinero es más accesible ya que se puede llegar a rescatar en cualquier momento

Fondos de inversión

Los fondos de inversión han crecido mucho en los últimos años tanto en oferta como en partícipes. Además, hoy en día es fácil encontrar fondos para casi cualquier tipo de perfil inversor, desde los más conservadores hasta los más atrevidos. Una de las grandes ventajas de este tipo de productos reside en su flexibilidad y la opción de mover el dinero cuando nos haga falta, pagando impuestos cuando se retira dinero. Como desventaja, no es posible su deducción en el IRPF.

Otras opciones

Desde invertir directamente en bolsa, algo cada vez más asequible para cualquier tipo de persona gracias a los broker online, hasta herramientas como los fondos indexados, similares a las acciones pero que siguen el comportamiento de un índice determinado, las opciones son múltiples.

En la actualidad, gracias al avance de las finanzas en lo que a herramientas colaborativas se refiere, las plataformas de préstamos corporativos como el Crowdlending, están creciendo de manera importante. Estas plataformas pueden ofrecer al ahorrador un marco interesante para obtener rentabilidades por encima de la media de otros productos, aunque, como ocurre al invertir en bolsa, asumiendo ciertos riesgos.

De lo que se trata, en definitiva, es que encuentres aquella combinación que resulte más interesante no sólo a tu bolsillo sino también a tu manera de ahorrar.

Periodista. Más de 15 años en el mundo de la comunicación especializada en finanzas e inversión. Especializado en impuestos.