Cómo conseguir fácilmente un capital de más de 50.000€ para tu jubilación

AEGON - capital jubilacion con PPA

El crecimiento del empleo y especialmente del número de cotizantes en estos últimos meses ha supuesto un pequeño respiro para la Seguridad Social. No obstante, las perspectivas no son nada halagüeñas. Un reciente estudio de la consultora Towers Watson estima que en el peor de los escenarios en tan sólo 5 años se agotaría el Fondo de Reserva, que actualmente se está utilizando para afrontar parte de los desembolsos, como con las pagas extraordinarias. Al margen de ese escenario pesimista, otro más neutro sitúa el consumo total del Fondo en 2024 y el más optimista, en 2028.

Con todo ello, se hará inevitable una reforma de las pensiones que llevará previsiblemente no sólo a alargar la edad de jubilación si no también a que se recorte el importe que percibirán en el futuro los nuevos jubilados. Si esto se consuma nos encontraremos en una coyuntura en la que con mejores perspectivas en calidad de vida, los ingresos serán menores para poder disfrutar de esta ventaja. Con esta posibilidad, bastante certera, cobra más importancia complementar nuestra jubilación con nuestro ahorro y los Planes de Previsión Asegurado como el que ofrece Aegon, se convierten en una herramienta excelente para ello.

 

Cómo conseguir con facilidad un capital que complemente nuestra pensión

Lograr un capital que complemente nuestra pensión no es complicado, y tampoco caro, tan sólo es necesario ser perseverante y marcarse una planificación adecuada. En este caso un Plan de Previsión Asegurado (PPA) ofrece una ventaja adicional, la completa seguridad de nuestra inversión, es decir, año tras año no dejará de sumar y aumentar ganancias y nunca tendrá pérdidas.

Pongamos un ejemplo, con un horizonte para la jubilación de 25 años. En este caso empezaremos con una aportación de 100 euros al mes, tan sólo 1.200 euros al año, que mantendremos durante 10 años. Al término de ese periodo, y con un 2% de interés anual (rentabilidad que presumiblemente será más elevada en los próximos años) ya habremos alcanzado casi 13.400 euros. En los siguientes 10 años subimos la aportación a 150 euros, 1.800 al año, y con ello en el año 20 ya se conseguirá 36.300 euros. Por últimos en los últimos 5 años, subimos hasta los 200 euros mensuales, 2.400 al año, muy lejos de los 8.000 euros de límite máximo actual. Con todo ello, en el año 25 se habrá alcanzado los 52.700 euros, una cantidad nada desdeñable para cobrar en forma de capital o distribuir en forma de renta durante la jubilación.

Por supuesto si alargamos más el plazo, es decir empezamos antes a ahorrar, el efecto multiplicador es mucho mayor. Pero es solo una muestra de cómo con muy poco esfuerzo puedes conseguir mucho.