¿Cuánto dinero necesito para jubilarme?

cuanto dinero necesito para jubilarme
Tiempo de lectura: 3 minutos

La pregunta es habitual, ¿cuánto dinero necesito para jubilarme?, pero la respuesta depende de qué tipo de jubilación quieras disfrutar. Es importante que sepas calcular la cantidad de dinero que necesitarás llegado el momento ¿Sabes calcularla?Hoy te damos algunas pistas.

Cuando pensamos en nuestra futura jubilación hay algunas certezas con las que no podemos debatir. Cuánto tiempo vamos a vivir o cuáles serán los imprevistos que puedan surgir y afectar a nuestro bolsillo, son elementos que no podemos calcular ni predecir. Sin embargo, conviene reflexionar, sobre todo a medida que el tiempo avanza, en el modelo de jubilación que queremos vivir y los gastos que nos puede suponer.

Complejo pero no imposible

No hay fórmulas mágicas para calcular realmente el dinero que vamos a necesitar en nuestra jubilación. Podemos acercarnos mucho, pero los imprevistos siempre van a poder aparecer. Por tanto, cuanto más afinemos mejor para nuestro bolsillo, tanto ahora en el momento del ahorro, como en el futuro.

Decidir el tipo de jubilación que se desea es complicado de antemano. Todos responderíamos que deseamos una jubilación dorada, con el mayor poder adquisitivo posible, y en la que se cumplan todos nuestros gustos, aficiones y deseos de consumo, unido a una excelente salud. Sin embargo, esto no deja de ser una serie de deseos. La manera más realista es acercarse de forma positiva, pero honesta, a nuestra realidad económica y al futuro que podemos prever con cierta sensatez.

Calcula cuál será la pensión pública de jubilación a la que tendrás derecho

Puedes aproximarte mucho a la cifra, aunque, las posibles modificaciones futuras del sistema de pensiones público pueden influir este cálculo.

Realiza una previsión de gastos amortizados en el momento de jubilación

Debes preveer los gastos amortizados a los que llegarás en el momento de la jubilación así como de otros gastos que no tendrán ya cabida. Por ejemplo, es probable que cuando te jubiles tu vivienda ya esté amortizada y no suponga un gasto de hipoteca. De este modo también, desaparecerán otros gastos, por ejemplo, relativos a la educación de tus hijos, es posible que relativos al transporte, etcétera.

Procura hacer un cálculo básico de gastos

Empieza por lo elemental, es decir, alojamiento, manutención y ocio. No pienses que gastarás menos en ocio, de hecho es probable que tus actividades de ocio aumenten, y a pesar de poder acceder a descuentos y bonificaciones, es un gasto a tener en cuenta.

Con todo lo anterior puedes elaborar un panorama bastante claro sobre tus futuros gastos. Si cruzas esos gastos mensuales con la posible pensión de jubilación, tendrás como resultado el dinero que te falta o te sobra a partir de los gastos básicos. Si te falta dinero ese es el que tienes que complementar, teniendo en cuenta la esperanza de vida actual, deberías calcular unos 20 años a complementar.

Queda claro que todos los gastos añadidos a los básicos, generalmente, serán gastos a sumar y a cubrir con dinero complementario. Por tanto, esa jubilación dorada a la que nos referimos anteriormente, necesita una buena cantidad de dinero complementario.

El gasto en salud

Este apartado lo dejamos aparte del resto de gastos de manera intencionada. Y es que, el gasto en salud es sin duda uno de los más relevantes y que más puede influir en nuestra economía durante la jubilación.

Del mismo modo que consideramos inversiones importantes para nuestras vidas como la adquisición de vivienda, los costes de estudios, etcétera. Dentro de los costes de invertir en nuestra jubilación desde el punto de vista económico, no está de más considerar las ventajas de los seguros de salud como elemento complementario y de protección. Se trata de poner en juego todas las herramientas posibles para poseer y conservar la buena salud.

La buena salud no sólo es importante desde el punto de vista del disfrute del periodo de jubilación, también desde el punto de vista de nuestro bolsillo. Tener ambas cuestiones claras es desde luego una buena manera de enfocar la jubilación por muy lejana que pueda parecerte ahora.