La jubilación a lo largo de la vida

Aegon -La jubilación a lo largo de la vida

Nuestra idea y concepto de jubilación va cambiando a lo largo del tiempo. Aunque siempre sujetos a alteraciones y eventualidades como el desempleo o la enfermedad. En la mayoría de los casos hay ciertos hitos que nos llevan a cambiar la idea sobre la jubilación y la planificación financiera.

El primer gran hito está cuando nos incorporamos al trabajo, vemos la jubilación como algo muy lejano. Los ingresos en esta época no suelen ser altos y el trabajo también suele ser discontinuo. Pero tampoco los gastos o inversiones son importantes o elevadas. A pesar de ello, es un gran momento para que el trabajador deba empezar a familiarizarse con el mercado de trabajo, saber interpretar la nómina y ver conceptos como las aportaciones a la Seguridad Social, que serán la base a nuestra pensión pública. Desde luego, empezar en ese momento en ahorrar para la jubilación traerá muchas ventajas, aunque no sean cantidades grandes, pero  si no se apuesta ya por la planificación para la jubilación si deben introducirse en conceptos como tener un presupuesto en el que controlar, ingresos y gastos y la importancia del ahorro.

Cuándo la planificación para la jubilación debe ser obligatoria

Entre los 30 y 40 años, nos consolidamos en el mercado de trabajo y tomamos generalmente las decisiones financieras más importantes como la adquisición de la vivienda. Está en muchas ocasiones condiciona o nos lleva a olvidarnos de la planificación por la jubilación que es mucho más necesaria. De hecho, este hito junto con otros como formar una familia o tener hijos deben llevarnos a apostar más por productos de previsión entre los que se deben incluir también el seguro de vida para proteger a los que más queremos.

Cuando se acaba de pagar la hipoteca o quedan pocos años para ello y ya con 50 años se percibe en muchos casos que de repente que la jubilación llama a las puertas y es cuando muchos empiezan a pensar e invertir en ella. Hacerlo en cualquier momento siempre es positivo, pero empezar antes ofrece muchas ventajas ya que con menos esfuerzo conseguiremos un capital o renta mayor. Productos como el Plan de Previsión Asegurado de Aegon nos ayudará a conseguir el complemento para nuestra pensión más que necesario en un horizonte como el actual lleno de incertidumbres sobre la viabilidad del sistema público de pensiones.

 

Planificar el rescate

A los 60 años llega el momento de empezar a hacer cálculos. Ya podemos estimar mejor a que edad nos jubilaremos, si cumplimos todos los requisitos para obtener el 100% de una pensión pública e incluso cuál será su cuantía. Si ya llevamos años planificando y trabajando para nuestra mejor jubilación ahora toca intentar tomar las mejores medidas para consolidar todo lo ahorrado y si se puede, mejorarla.

Cuándo llega la edad de jubilación llega el momento en el que todos nuestros ahorros o inversiones se convierten en ingresos. Debemos decidir como cobrar todo lo conseguido y si es generalmente en forma de renta, vemos como esta se convierte en el complemento perfecto para cubrir todos nuestros deseos y necesidades para disfrutar de una jubilación plena.