¿Por qué nuestra pensión pública será inferior en el futuro?

28 marzo - AEGON - Porque nuestra pension sera inferior

La pirámide demográfica en España muestra un claro envejecimiento con pocas perspectivas de cambio o modificación. La estructura poblacional tiende a que la población jubilada crezca en importancia al contrario que lo hace la población joven, con menos nacimientos que sustituyan a la población activa en el futuro. Por todo ello, los problemas actuales de desequilibrio poblacional no harán más que crecer año tras año y son múltiples y muy variados. No sólo se incorporará más población a la edad de jubilación, sino que se mantendrá muchos mas años por tener una mayor esperanza de vida y lo irá haciendo con pensiones más altas, ya que las cotizaciones de los sueldos de los últimos años no es por ejemplo comparable con la media de hace un par de décadas.

Por todo ello se ha iniciado un proceso de contención del gasto por dos vías con un único objetivo, que las pensiones sean más bajas con respecto a lo que deberían ser por la cotización que el trabajador –y empresa en el caso de los asalariados- abona a la Seguridad Social.

Menos pensión para más años

La primera vía para recortar es ampliar la edad de jubilación. Este cambio esta en proceso y finalizará en 2027. Para este año –el 2016- se necesita haber cotizado 36 o más años para poder jubilarse a los 65 años y si has cotizado menos de estos años tendrás que esperar hasta los 65 años y 4 meses para jubilarte. Pero cuando acabe este proceso, en 2027, tendrás que tener cotizado al menos 38 años y 6 meses para jubilarte a los 65 años y si no alcanzas este mínimo de años esperar hasta los 67 años. Con esta medida se espera ahorrar un 1,3% en el PIB a la vez que la aportación de la cotización, al ampliarse la edad de jubilación crece un 0,3%.

Pero la medida más importante está en ampliar los años cotizados. En este año se tienen en cuenta las cotizaciones realizadas los 19 últimos años, pero el cómputo se amplia hasta los 25 años en el ejercicio 2022. Esta medida permitirá al sistema un ahorro bastante considerable porque no se sólo se amplían los años de cálculo sino el divisor por el que se calcula la base reguladora de la pensión. Este año se cogen lo cotizado en los 19 últimos años (228 meses) y se divide entre 266 para así conseguir el importe mensual de la pensión. Para el 2022, se cogerá la cotización de los últimos 300 meses (25 años) y se dividirá entre 350 meses. El resultado es una pensión mucho menor con respecto a lo cotizado para una necesidad

¿Qué puedo hacer para no perder poder adquisitivo?

Con estas reformas, la pérdida del poder adquisitivo podría llegar, en el peor de los estudios hasta ahora presentados, hasta un 35% del total y con ello, hace más recomendable contratar un sistema de previsión que complemente la pensión como el Plan de Previsión Asegurado de Aegon que con el capital 100% garantizado nos permite conseguir un capital o renta que complemente nuestra pensión futura con beneficios fiscales presentes.

Si es inevitable que la pensión pública sea más baja, tenemos las herramientas para que con el ahorro presente tener la mejor calidad de vida futura.