Qué podemos aprender de otros sistemas europeos de pensiones

No es cuestión de ponerse apocalíptico, pero, si de ser realista: el sistema público de pensiones en nuestro país no va a resultar sostenible en el tiempo. Esto nos obliga a reflexionar sobre qué soluciones hay para las pensiones públicas.

Esta reflexión nos puede llevar a sitios muy diversos, pero, también debería llevarnos a un análisis sobre cómo funcionan nuestros vecinos europeos en este aspecto.

Por ello, además de mirar hacia el interior, cuando nos preguntamos si está segura nuestra pensión, o, qué reformas se podrían acometer para mejorar su futuro, estaría bien echar un ojo a otros modelos o ideas que se aplican en el ámbito europeo.

Como afrontan la jubilación en otros países europeos

El sistema holandés, por ejemplo, es un modelo interesante en el que merece la pena detenerse. Se basa en 3 elementos que se complementan entre sí:

  • Pensión pública, que se financian mediante impuestos y cotizaciones en un modelo de reparto; es una pensión que se basa en la lucha contra la pobreza.
  • Pensiones empresariales; se trata de planes de pensiones en los que el empleador aporta la mayor parte y el resto lo complementa el trabajador (aproximadamente el trabajador aporta un tercio).Se trata de ahorro directo, gestionado por entidades independientes, y que va automáticamente a la cartera de ahorro del trabajador.
  • Pensiones privadas individuales; serían una suerte de equivalente a los planes de pensiones en nuestro país, con ciertas ventajas fiscales. Hay que tener en cuenta que, debido a lo extendido de los planes de pensiones empresariales, estas herramientas privadas de ahorro no están tan extendidas.

La mochila austriaca

En el caso de Austria se utiliza un modelo que comúnmente se conoce como mochila austriaca. En este modelo el empresario retiene un porcentaje del salario del trabajador, que se destina inmediatamente a una caja común para su administración e inversión.

Se trata, en definitiva, de un fondo de capitalización para cada trabajador, que, aunque se orienta a la jubilación, puede hacerse efectivo en otras situaciones como el despido, o la movilidad geográfica.

Obviamente, esto tiene que ver con el modelo de contratación y despido austriaco, en el que, el despido es coste 0 para la empresa. Por tanto, cuando se realiza el despido el trabajador puede liquidar el capital acumulado, sin perder los derechos adquiridos por antigüedad.

Lo que diferencia el sistema de pensiones austriaco del español es que esta mochila sí está directamente ligado a lo que cotiza cada trabajador. Además, como acabamos de ver, se puede hacer efectivo antes de la jubilación.

El sistema británico de pensiones

Reino Unido, país inmerso en su salida de la comunidad europea, presenta una de las pensiones públicas más bajas de Europa. Estas prestaciones representan escasamente el 30% de un salario medio. Desde comienzos de la presente década, regulado por ley, se impuso un sistema de afiliación automático del trabajador en los planes de pensiones de empleo. Este es uno de los motivos por los que este modelo de ahorro está tan extendido en el país.

El sistema francés de pensiones

El sistema francés, por su parte, es muy similar al de nuestro país. Se basa en un sistema de reparto, en el que el trabajador activo financiará al pasivo. Tampoco en este caso las prestaciones son elevadas. Esto ha generado un escenario, muy similar al de nuestro país, en el que las herramientas de ahorro como seguros de ahorro, planes de pensiones, etcétera, se convierten en complementos a las pensiones de jubilación.

El sistema de pensiones alemán

Por su parte, Alemania, una de las potencias económicas sobresalientes del continente europeo, tiene un sistema público de pensiones probablemente más débil de lo que puedas pensar. Reformado a comienzos del presente siglo, este modelo hace que las pensiones se calculen por puntos generados durante toda la vida laboral del trabajador. Es un sistema discutido, que no tiene en cuenta la evolución del mercado laboral en las últimas décadas. Esto lleva a que los alemanes contraten en su mayoría planes de empresa, planes de pensiones privados, seguros de vida de ahorro, etc.

El sistema de pensiones sueco o la opción de dónde invertir

En Suecia el sistema de pensiones permite a los ciudadanos dónde invertir el dinero de su pensión entre varias alternativas. Si no escogen ninguna, el dinero irá a parar al fondo soberano sueco.

Esta competencia directa con otras opciones para el dinero la pensión hace que el fondo soberano sueco sí tenga que esforzarse en conseguir rentabilidades significativas. El resultado es que hoy en día es uno de los más grandes.

El sistema de pensiones Estadounidense

Es fácil que ahora te estés preguntando si Estados Unidos cuenta con sistema de pensiones. La verdad es que sí, aunque son testimoniales. Lo que sí existe en EE.UU. es un sistema de pensiones privado muy desarrollado con incentivos empresariales por invertir en planes. Para que lo entiendas mejor, la empresa iguala cada aportación que  hace el trabajador hasta un límite. Es decir, que si tú pones 1 euro en tu plan, la empresa pondrá otro por ti.

Ahorrar es clave

Si te preguntas si está segura nuestra pensión, podríamos decir que el debate no debe estar sobre la existencia o no de la pensión pública de jubilación, algo que parece fuera de toda duda, sino sobre la importancia que esta va tener en nuestro poder adquisitivo. Y esta importancia parece que cada vez será menor.

No hay, ni se le espera, tanto en nuestro país como en el resto de Europa, una solución mágica que garantice un sistema público de pensiones saneado, que permita a los trabajadores mantener su poder adquisitivo durante la jubilación.

Por tanto, cada vez parece más evidente, si no lo era ya, que la jubilación pasa a ser una parte fundamental de nuestras decisiones financieras. Esto significa, que del mismo modo que puedes planificar tu economía alrededor de la compra de una vivienda, deberías, cuanto antes, planificar el conjunto de tu economía orientado a ahorrar. Este ahorro, cuanto antes lo inicies mejor, debería ser el que te ayude en el futuro a ahorrar para la jubilación; por lógica, cuanto más tiempo estés ahorrando menos cantidad tendrás que ahorrar y mejores resultados podrás obtener al final.

Periodista. Más de 15 años en el mundo de la comunicación especializada en finanzas e inversión. Especializado en impuestos.