Cáncer de mama: datos para la esperanza

Aegon Cáncer de Mama

“El pie en el lecho y la mano el pecho.”  Proverbio español

El 19 de octubre se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama para apoyar a todas las mujeres que ha pasado o están pasando por esta enfermedad y recordar a la sociedad la importancia de la prevención y lucha contra el cáncer de mama. Una lucha que tiene cada día datos más esperanzadores y de los que hoy queremos hacernos eco.

Datos esperanzadores en la lucha contra el cáncer de mama

Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) la incidencia del cáncer de mama en España es del 11,7%, la mortalidad del 5,9% y la prevalencia en 5 años de un 17,9%. Un dato significativo es la tasa de supervivencia observada a los 5 años, que se refiere al porcentaje de pacientes que viven al menos 5 años después del diagnóstico de cáncer.

Una tasa relativa de supervivencia (como las cifras presentadas más adelante) compara la supervivencia observada con lo que se espera para las personas sin cáncer. Esto ayuda a corregir las cifras de las muertes debidas a una causa diferente al cáncer y es una manera más precisa de describir el efecto que el cáncer tiene en la supervivencia (las tasas relativas de supervivencia son al menos tan altas como la supervivencia observada, y en la mayoría de los casos son más altas).

Según datos del Centro de Datos SEER del Instituto Nacional del Cáncer, basados en la versión previa del sistema AJCC de clasificación por etapas, la incidencia del cáncer de seno en España es baja. Es menor que la de Estados Unidos y Canadá, Reino Unido, Países Bajos, Bélgica, Alemania, Francia y Suiza, y similar al resto de países de Europa mediterránea, centroeuropeos, Portugal e Irlanda.

Además, la tasa relativa de supervivencia a cinco años para tumores de seno detectados en etapa 0 y etapa 1 es del 100%, en etapa 2 del 93%, en etapa 3 del 72% y en etapa 4 del 22%. Estos datos reflejan la importancia de la detección precoz, visionando alentadores datos para los casos detectados en etapas tempranas.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la mamografía es el único método de cribado que se ha revelado eficaz. Si su cobertura supera el 70%, esta forma de cribado puede reducir la mortalidad por cáncer de mama en un 20%-30% en las mujeres de más de 50 años en los países de ingresos altos.

Avances en el tratamiento del cáncer de mama

Un estudio reciente realizado este mismo año evalúa el cáncer de seno como cuatro subtipos definidos por sus características moleculares y no como una enfermedad única. Las nuevas categorías diagnósticas que se están definiendo respaldarán cada vez más la capacidad de prevenir y tratar este cáncer y muchos otros más, así como de monitorear de manera más rigurosa su incidencia y resultados de salud con el transcurso del tiempo.

Programas de apoyo del cáncer de mama

Además de la detección precoz, una de las mejores maneras de enfrentarse a un cáncer de mama es contar con ayuda y asesoramiento. En el primer punto, existen varios programas de detección precoz de cáncer de mama como los que se exponen en la página https://www.programascancerdemama.org/. Por su parte, la Asociación Española Contra el Cáncer desarrolla desde el año 1987 programas como el de Mucho x vivir, que ayuda a afrontar la enfermedad y a mejorar la calidad de vida de los pacientes. También existen planes específicos que compañías como Aegon han desarrollado para servir de apoyo tras el diagnóstico.