Coronavirus, origen, síntomas y transmisión del virus propagado en China

Tiempo de lectura: 3 minutos

Los coronavirus son un grupo de virus comunes que deben su nombre a su forma de corona. Algunos de ellos afectan a los animales y otros pueden afectar a personas. Según su tipología, pueden provocar desde infecciones leves, como el resfriado común, hasta enfermedades mucho más graves, ligadas a bronquitis y neumonías. Sin embargo, el nuevo coronavirus originado en China (2019nCoV) es una nueva cepa de la que todavía queda mucho por investigar.

Según todo parece indicar, el coronavirus (2019nCoV) o “neumonía de Wuhan” (por haberse originado en esta ciudad china) es de origen animal. De hecho, las autoridades chinas apuntan a su origen en un mercado de mariscos de la ciudad de Wuhan.

Los síntomas que se pueden relacionar con esta nueva cepa son:

  • Secreción nasal
  • Fiebre
  • Tos seca
  • Dolor muscular
  • Estornudos
  • Fatiga y dificultades para respirar

El virus puede afectar a cualquier persona pero tal y como ocurre con la gripe, los síntomas más graves afectan a los grupos de riesgo: niños, personas mayores y personas que padecen enfermedades crónicas, cáncer o enfermedades pulmonares.

Transmisión del coronavirus de Wuhan

En un primer momento se creía que el contagio del coronavirus de Wuhan se originaba únicamente por el contacto con animales, pero su transmisión de persona a persona quedó demostrada después de que varios trabajadores de salud se viesen afectados por tratar a pacientes con el virus. Aun así,  se sigue manteniendo que la transmisión entre humanos es limitada. Esta se produce principalmente a través del aire. Una persona puede infectar a otra o infectarse a través de:

  • Toser y estornudar.
  • Contacto personal, como tocar una mano.
  • Tocar un objeto con el virus y después tocarse la boca, nariz, ojos…

Cómo prevenir el riesgo de contagio

Hasta el momento todavía no se ha desarrollado una vacuna que permita luchar contra el coronavirus de Wuhan, aunque los investigadores ya llevan un tiempo intentando desarrollarla. Por ello, para combatir el contagio se recomiendan algunas precauciones básicas:

  • Tal y cómo específica la Organización Mundial de la Salud, evitar el contacto cercano con personas que sufren infecciones respiratorias agudas.
  • Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o utilizar productos antibacteriales, especialmente tras estar en contacto con personas enfermas.
  • Cocinar bien los huevos y la carne.
  • Evitar el contacto si protección con animales de granja o salvajes.
  • Por su parte, quienes sufren infecciones respiratorias agudas deben cubrirse la nariz con y la boca con pañuelos desechables en el momento de estornudar o toser.
seguros de salud

Tipos de Coronavirus

  • Coronavirus el resfriado: provocan síntomas muy similares a los de un resfriado. Estos coronavirus tienen unas tasas de recuperación muy altas.
  • Síndrome respiratorio agudo severo: provocan dificultades respiratorias. Provocan la muerte del paciente de entre el 9-12%.
  • Síndrome respiratorio de oriente medio: desde su primer brote en 2010 se han reportado muchos casos en Oriente Medio, causa graves problemas respiratorios. En los casos más grave puede producir expectoración de sangre, diarrea y vómitos. Según la Organización Mundial de la Salud, su tasa de mortalidad alcanza el 36%.
  • Coronavirus de Wuhan 2019nCoV: El nuevo coronavirus detectado en China muestra una secuencia genética que coincide con la del Síndrome Respiratorio agudo severo en un 80%. Todavía es pronto para determinar su tasa de mortalidad.

Diagnóstico del Coronavirus

Para determinar si los síntomas  que sufre un paciente provienen de un simple resfriado o de un coronavirus los médicos pueden realizar un cultivo de nariz y garganta, un examen físico, o incluso un análisis de sangre.

Si hay síntomas de neumonía, debe realizarse una tomografía de torax y análisis de coagulación de sangre.

Para una información más completa sobre el virus, contacta con el especialista de tu seguro de salud.