Dispositivos y aplicaciones que ayudan a cuidar tu salud

AEGON - Dispositivos y aplicaciones que ayudan a cuidar tu salud

El auge de los dispositivos móviles e inteligentes están cambiando nuestros hábitos en muchos aspectos. Una de estas facetas más fundamentales es la salud, no solo por las mejoras que puedes conseguir también por la trascendencia de estas al afectar al aspecto más fundamental de nuestra vida. El objetivo es claro, mejorar tanto nuestra salud como ayudarnos a cuidar la de los que más queremos.

Dispositivos móviles que ayudan a cuidar tu salud

Estas mejoras tienen dos claras vertientes. Primero, la existencia de dispositivos que permiten un mejor control de aspectos básicos relacionados con nuestra salud. Estos van desde el teléfono móvil desde el que podemos controlar desde nuestra actividad física contando nuestros pasos o distancia que caminamos, hasta nuestras horas de sueño y fundamentalmente otros dispositivos inteligentes como los relojes o SmartWatch en el que ya controlamos de forma más exacta la actividad a la vez que se vigila puntos tan importantes como el ritmo cardiaco. Pero los hay mucho más, incluso algunos específicos para dolencias y enfermedades (diabetes, hipertensión, etc.).

El punto esencial está en saber aprovechar las ventajas de estos dispositivos y que no caigamos en la desidia de abandonar su uso. Siempre en los primeros días llevamos un mayor control de nuestro ejercicio, nuestros patrones de sueño, ingesta de alimentos, salidas de ejercicio físico… pero muchas veces los abandonamos rápidamente. Una forma de incentivarlos es tener metas y superar retos, pero especialmente que seamos conscientes de los logros que tengamos y sus resultados.

Aplicaciones móviles

Es en este punto donde entran en juego las aplicaciones que, basadas en los datos e información que proporcionan los dispositivos, no solo interpretan la misma para que entendamos y veamos los resultados de forma más clara y sencilla, también buscar motivarnos, para que esta búsqueda de mejora de la salud se consiga a largo plazo.

De hecho, además de poder descargar o adquirir aplicaciones ya las tenemos incluso vienen de serie en nuestros teléfonos, como ocurre con Salud, la aplicación de los iPhone. Dividida en cuatro áreas: Actividad, Sueño, Atención Plena y Nutrición, monitoriza variables tan importantes como la frecuencia cardíaca, las kilocalorías consumidas en tiempo real, los pasos que hemos dado, horas de sueño, e incluso, nos avisa de cuando llevamos demasiado tiempo sentados o cuando deberíamos tomarnos un minuto para respirar profundamente. Aunque muchas de estas variables las obtenemos directamente por el teléfono, no deja de ser cierto que la experiencia mejora notablemente con el Apple Watch.

Pero ejemplos hay muchos, desde empresas deportivas como Nike+Running de Nike o Endomondo de Under Armour o independientes como Runtastic son aplicaciones muy valoradas para controlar tanto nuestro ejercicio como su progreso.

Pero este no es el único campo de ayuda de las aplicaciones a cuidar nuestra salud, también las hay las que nos dan información o nos guían en momentos especiales. Uno de las más exitosas es Embarazo +, una guía de seguimiento del embarazo que no solo nos informa y aconseja sobre su evolución semana tan semana, con textos, vídeos, y gráficos, sino también nos recuerda los momentos en los que hay acudir al ginecólogo o realizar una prueba.

Otro ejemplo es la galardonada iPediatric desarrollada por tres especialistas del Hospital de Sant Joan de Déu de Barcelona con la que los padres de niños de hasta 12 años tendrán toda la información actualizada sobre la salud de sus hijos, con prácticos consejos y explicaciones de dolencias más comunes e información muy volcada también a la prevención.

Las nuevas tecnologías se han convertido en un gran aliado para el cuidado de nuestra salud.