Está la boca de tu hijo bien cubierta por la Seguridad Social

La seguridad social ofrece servicios limitados en cuanto a salud bucodental. El servicio es más amplio para niños que para adultos pero puede no cubrir todo lo necesario.

Además, hay que tener en cuenta las diferencias entre comunidades autónomas. EN este sentido, los servicios de salud bucodental a cargo de la sanidad pública pueden variar dependiendo de donde vivas.

Para los adultos, la extracción es la norma. Para los niños, las coberturas de la Sanidad Pública tampoco van mucho más allá. En concreto, dependiendo de la región, pueden incluir las visitas al dentista, pero no los tratamientos.

Esto nos lleva a un escenario en el que, a pesar de poder tener cubiertas algunas contingencias, no se tiene una cobertura amplia sobre los posibles problemas bucodentales del niño. Con lo cual, la figura del seguro dental, tanto en solitario como incluido dentro de los seguros de salud, puede suponer un ahorro importante en gastos odontológicos.

El seguro dental

Los seguros dentales nos garantizan la asistencia profesional inmediata, sin listas de espera, y también, todos los servicios habituales para una buena salud de la boca en los niños. Asumiendo un menor coste por dichos servicios que, si éstos se contrataran de manera independiente y sin la cobertura del seguro.

Sobre todo, en el caso de los niños, hay que pensar en la mejora sustancial que va a suponer los tratamientos preventivos, las revisiones anuales incluidas en los seguros y el control de la salud bucodental que no vamos a encontrar en la seguridad social.

Por tanto, el ahorro que podemos llegar a obtener es realmente importante, pero, no sólo en caso de necesidad urgente, sino gracias a los tratamientos preventivos que nos harán ahorrar una cantidad importante de dinero en intervenciones evitables.

Cómo son los seguros dentales

Realmente cada vez es más común encontrar los seguros dentales dentro de las denominadas pólizas familiares de salud. Éstas pólizas engloban diferentes tipos de protección incluyendo el seguro dental y hacen que se rebajen bastante los costes ya que en muchos casos se nos ofrece como valores añadidos o coberturas gratuitas durante determinados periodos de tiempo (o de edad dependiendo de los niños).

Las condiciones particulares son las que realmente determinan el tipo de seguro que vamos a contratar y, aquí, hay mucha variedad por analizar como veremos más adelante.

Otro factor importante a tener en cuenta es que, contrariamente a una imagen falsa que se ha extendido sobre este tipo de seguros, los seguros dentales no son caros. Podemos encontrar este tipo de seguros básicos a partir de poco más de 60 € anuales. Obviamente a mayor número de coberturas y prestaciones mayor coste de las pólizas, pero, en torno a los 15 € mensuales podemos encontrar realmente seguros dentales verdaderamente completos y con todo lo necesario para una protección absoluta de la salud bucodental.

A lo anterior hay que añadir que generalmente no va a existir periodos de carencia dentro de este tipo de seguros, es decir, según se suscriben ya entran en vigor todas sus coberturas, por otro lado las restricciones de edad que sí existen muchos seguros de salud también desaparecen en la gran mayoría de la oferta de seguros dentales.

¿Qué tiene que tener un seguro dental para tus hijos?

Los tratamientos o servicios más habituales contemplados en los seguros dentales son los siguientes:

Prevención odontológica, a través de la que se busca prevenir problemas gracias a las revisiones y limpiezas bucales. Aunque existen propuestas diversas, lo más normal son revisiones y limpiezas anuales que en el caso de los niños incluyen una fluorización anual. También se incluyen generalmente los sellados de fisuras.

Odontología conservadora, ya que generalmente los seguros dentales básicos incluyen como mínimo un impasse anual o el acceso a este tipo de servicios a coste reducido.

Odontología quirúrgica incluyendo extracciones (también de las muelas del juicio) en esta garantía se incluyen los elementos necesarios para las extracciones como pueden llegar a ser pruebas previas, anestesia o retirada de puntos.

Pruebas diagnósticas como radiografías o consultas de valoración se encuentran incluidas en los seguros dentales básicos.

Las prótesis no están cubiertas generalmente los seguros básicos pero sí en los intermedios y siempre en los más completos. Generalmente en los seguros dentales básicos lo que se nos ofrece es el acceso a las prótesis a un descuento importante respecto al precio de mercado.

Del mismo modo que con las prótesis los tratamientos de estética como blanqueamientos pueden hacerse a un precio menor del coste habitual.

Los seguros dentales incluidos dentro de los seguros de salud suelen ofrecer importantes bonificaciones respecto a los niños, y, obviamente, los seguros dentales son una gran herramienta para la protección de la salud infantil. Es básico cuando tenemos hijos leer a fondo las condiciones particulares de concesiones bonificaciones en relación al seguro dental, sus limitaciones y opciones añadidas.