Estrés matutino: por qué es mejor no empezar el día con el pie izquierdo

“Hoy te has levantado con el pie izquierdo”, seguro que tú también has escuchado esa frase en algún momento de tu vida. Y es que por un motivo u otro, prácticamente todo el mundo ha visto como su día se torcía casi nada más poner un pie en la cama.

La realidad es que no nos equivocamos al pensar que va a ser así, aunque una reciente investigación ha descubierto que la culpa es más bien nuestra. Según un estudio de la Universidad Estatal de Pennsylvania publicada en Journal of Gerontology  el simple hecho de levantarse con una percepción negativa de nuestro día hará que las siguientes 24 horas sean negativas, por más que no haya hechos concretos que  los respalden.

Para llegar a esta conclusión los investigadores trabajaron durante dos semanas con 240 participantes, que respondieron a preguntas relacionadas sobre su nivel de estrés y de ansiedad siete veces al día, incluyendo una por la mañana y otra por la noche. Los investigadores descubrieron que las personas que por la noche esperaban altos niveles de estrés al día siguiente y se levantaban con una sensación de agobio, vivían efectivamente un día agobiante. Lo más curioso es que al hacer balance de la jornada, muchos no encontraban los motivos concretos de ese estrés.

Así te afectan los pensamientos negativos

El estudio se completó con cinco pruebas al día para medir la memoria de trabajo. Gracias a ellas, los investigadores llegaron a la conclusión de que la ansiedad matutina afecta a nuestras habilidades a corto, lo que a su vez podía acrecentar esa sensación de estrés. En concreto, el estrés matutino tiene efectos negativos sobre la memoria de trabajo y la memoria a largo plazo. Esta última nos ayuda a completar tareas básicas diarias como recordar direcciones o hacer la lista de la compra sin olvidar nada.

Anticipar que un día va a ser estresante no te ayudará a rendir más. De hecho, hará que te cueste más aprender y retener información. Así sucedió en la investigación realizada, que estableció una relación negativa entre el pensamiento a largo plazo y la memoria diaria, a corto plazo.

En cierto sentido, esa capacidad humana de anticipar que es buena para planificar la jubilación o elaborar estrategias a largo plazo, se vuelve en nuestra contra cuando no somos capaces de controlarla. Y es que el estrés, un mecanismo de defensa que nos ha ayudado a sobrevivir como especie, se está convirtiendo en uno de nuestros peores enemigos en la sociedad moderna.

Cómo evitar el efecto pie izquierdo

Ahora que ya sabes por qué debes ser más positivo a la hora de cerrar el día y de iniciar una nueva jornada, vamos a ver cómo combatir el estrés matutino.

Una buena fórmula de evitar este problema es anticiparse con ejercicios de relajación nocturnos. También ayudan técnicas propias para evitar la ansiedad y que incluyen este tipo de ejercicios, además de visualizar el problema desde una perspectiva diferente. Lo mismo puede decirse de la meditación, que nos ayudará precisamente a verlo todo desde un ángulo menos tenso, más calmado y realista.

Desde un punto de vista más práctico, si quieres empezar el día con buen pie debes empezar a planificarlo la noche anterior. Uno de los trucos de productividad que mejor funcionan es tener claro cuáles van a ser tus primeros pasos en la jornada. Para ponerlo en práctica sólo tienes que elaborar una lista la noche anterior con las acciones que quieres llevar a cabo y su orden. Esta técnica es muy útil si tienes muchas tareas diferentes porque te ayudará a ganar foco.

Además, en lugar de ver el día como un compendio de grandes tareas irrealizables, lo verás como una concatenación de pequeñas acciones más asequibles y para las que, encima, cuentas con tu propia hoja de ruta.

Al planear tu día, recuerda que es más productivo abordar primero las tareas más complicadas o que más pereza te da llevar a cabo. La razón es que somos más productivos a primera hora. Nuestra energía irá descendiendo conforme avancen las horas y nos costará más hacer ese proyecto más complicado.

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.