La importancia de contratar un seguro de salud si sales de viaje

cobertura asistencia viaje

¡Por fin vacaciones! Millones de españoles disfrutarán principalmente en este mes de julio y en el próximo de agosto de unos merecidos días de descanso y muchos de ellos lo harán desplazándose cada vez más lejos del hogar. En los últimos nueve años, el turismo español con destino al extranjero ha duplicado el número de viajes superando los 12,1 millones por año y 109 millones de pernoctaciones, noches alojadas fuera casa, con una media de 9 días por viaje. Este cambio de hábitos se nota también en la contratación de productos como los seguros de asistencia en viaje que en muchas ocasiones nos lo ofrece nuestra agencia o turoperador a la hora de contratar el viaje.

¿Son rentables estos seguros? Desde luego tener una cobertura adicional por pérdida de equipaje o de un vuelo siempre es positivo, pero a menudo estamos pagando de más por ciertas prestaciones, como las contingencias que pueden ocurrir en caso de enfermedad u hospitalización, que mejor y más económicamente nos cubre un producto tan importante como el seguro de salud.

Las ventajas del seguro de salud
El seguro de salud, no sólo nos cubre los problemas que tengamos cuando estamos en nuestro hogar sino que es el acompañante ideal cuando estamos lejos de este. Las coberturas de asistencia en viaje son una de las más importantes de nuestro seguro de salud, y no requiere ningún coste adicional, ya que vienen incluidas en el pago periódico que hacemos de nuestra prima.

Entre las coberturas de asistencia en viaje de un seguro de salud están los gastos y honorarios médicos y quirúrgicos, los gastos farmacéuticos prescritos por un facultativos y los gastos de hospitalización. Pero también permite cubrir gastos como el transporte o repatriación sanitaria de heridos, enfermos y acompañantes, gastos para los familiares que se desplacen o envíos de medicamentos al extranjero e incluso algunas coberturas no relacionadas con la salud como el regreso anticipado del asegurado en caso de siniestro en su casa.

Qué tenemos que tener en cuenta

Antes de comenzar el viaje tenemos que analizar muy bien cuales son las coberturas de nuestro seguro de salud y ponerlas en valor con respecto a uno específico de viaje. Tenemos que tener en cuenta que las pólizas de viaje más económicas tienen coberturas muy limitadas y se dispara el precio si buscamos mayores prestaciones. Si somos viajeros frecuentes, el coste de repetidos seguros de asistencia en viaje disparará nuestro presupuesto. Frente a ello, el seguro de salud nos proporciona una cobertura para cualquier percance médico cuando en muchos países a menudo sólo se dispone de asistencia sanitaria en centros médicos privados que generalmente son muy costos.

Antes de viajar, analizar nuestra póliza de salud debe ser siempre nuestro primer paso, y para ello es de gran ayuda contactar e informarnos con nuestra compañía. Es importante que llevemos todos los datos actualizados, no sólo nuestra tarjeta de asegurado sino también el teléfono de contacto, sin olvidarnos que los teléfonos “900” de atención al cliente, no son válidos fuera de nuestras fronteras y por ello debemos llevar anotado el que corresponda para asistencia en el extranjero, por todo ello llevar una copia de nuestra póliza es siempre de gran ayuda. En caso de necesidad, debemos comunicar esta incidencia a la mayor brevedad posible y desde nuestra compañía nos indicaran los pasos a seguir así como las prestaciones a las que tenemos derechos.

Por precio y prestaciones, el seguro de salud es una ayuda fundamental a la hora de emprender un viaje y sólo preocuparse por disfrutar del mismo.