Indemnización de hospitalización: complemento y mejora a las coberturas públicas

¿Qué supone la cobertura de hospitalización de Aegon?

¿Qué me supone como trabajador una hospitalización prolongada? Esta es una de las preguntas que deberíamos hacernos todos los trabajadores, con dos respuestas muy distintas, si somos asalariados –trabajadores por cuenta ajena- o por el contrario autónomos –trabajadores por cuenta propia-.

En ambos casos tenemos coberturas públicas por la incapacidad temporal que derive de este accidente o enfermedad que ha llevado a la hospitalización. Pero las diferencias pueden ser enormes. Mientras que el asalariado recibe la cantidad correspondiente a su base de cotización, es decir, apenas tendrá diferencias con respecto a su salario (perdería algunos conceptos salariales como horas extraordinarias), en el autónomo la cobertura es muy inferior.

En concreto el trabajador autónomo tiene como cobertura por incapacidad temporal el 60% de su base de cotización que se abonará desde el día cuarto al vigésimo de la baja, ambos inclusive y el 75%, que se abonará a partir del día vigésimo primero. Los porcentajes ya suponen un recorte importante, pero hay que añadir un punto incluso más que importante, las bases de cotización del autónomo. Más del 80% de los autónomos lo hacen por la base mínima, 893,10 euros para el 2016, con lo que el resultado es que en el mejor de los casos, el 75% a partir del día 20, la mayoría de los autónomos tan sólo recibirían 670 euros al año.

¿Qué supone la cobertura de hospitalización de Aegon?

La cobertura de hospitalización como la que ofrece Aegon permite conseguir unos ingresos extra que cubran la menor remuneración para la mayoría de los trabajadores, especialmente los autónomos, y los mayores gastos que conlleva estar hospitalizado, relacionado con los mayores desembolsos que realizan los familiares que cuidan al enfermo.

Esta cobertura incluida en los seguros de salud de Aegon consiste en 30 euros al día se abona a partir del cuarto día de ingreso tras una intervención quirúrgica, cubriendo hasta 120 días por periodo de año natural y siempre que sea menor de 65 años.

Estos 30 euros al día supone mucho más de lo que parece, especialmente para un trabador autónomo. El equivalente al mes es 900 euros y para que un autónomo reciba esta cantidad, que como máximo es el 75% de su base de cotización, esta debe ser de al menos 1.200 euros más. Estos 1.200 euros de cotización adicional tendrían un coste importante, supondría pagar 343 euros más cada mes. Un esfuerzo económico inviable para muchos autónomos.

Pero con tu seguro de salud, que cubre principalmente la atención médica rápida y de calidad, tienes también una prestación económica que puede ayudarte a ti y tu familia en un momento en el que más lo necesitas.