No contrates un seguro de salud sin leer esto

No-contrates-seguro-salud-sin-leer-esto

“Duda de los datos hasta que los datos no dejen lugar a dudas.» Henri Poincaré

 ¿Estás pensando en hacerte un seguro de salud? Tal vez seas una de las muchas personas que han tenido problemas con la sanidad pública (listas de espera demasiado largas, etc.), o tal vez hayas vivido esa situación en un familiar cercano. Sean los que sean los motivos por los que te estás planteando hacerte un seguro, antes de dar ningún paso, es necesario que analices una serie de puntos.

Cuadro médico

Una de las características más importantes de un seguro de salud es su cuadro médico. Es importante informarse sobre los hospitales, clínicas y profesionales que incluye, que son los que nos van a atender cuando tengamos un problema.

Poder elegir el equipo médico y el centro que nos va a atender es uno de los mayores rasgos distintivos respecto a la sanidad pública. Además de otorgar una sensación de libertad y seguridad (tan importante cuando estamos preocupados), puede acortar considerablemente los tiempos de espera, ya que hay más opciones disponibles.

 

Coberturas Seguro de Salud

Por supuesto, todos sabemos que es importante mirar qué cubre nuestro seguro. Pero un punto importante, que no siempre resulta tan evidente, son las coberturas extras.

En muchos seguros, se incluye la posibilidad de contratar más coberturas por una cantidad adicional, que son lo que se considera coberturas extra.

Entre las coberturas extra más frecuentes resulta especialmente interesante la Odontología, ya que es un servicio privado que suele resultar caro si no se dispone de un seguro que lo cubra.

El hecho de que estos servicios los cubra un seguro o no puede ser un factor decisivo a la hora de que te decidas por contratar con una compañía o con otra.

 

Periodo de carencia

Cuando se contrata un seguro de salud, suelen existir periodos de carencia; en los que no se puede disponer de algunos servicios. Las compañías imponen estos periodos de carencia para impedir que se contraten coberturas sobre problemas de salud ya existentes.

Sin embargo, lo que puede ocurrir es que el problema de salud aparezca justo durante ese periodo; por lo que es importante que escojas un seguro con un periodo de carencia lo más corto posible.

 

Opiniones de otros usuarios

¿Qué opinan las personas que ya son clientes? ¿Están contentas? ¿Se sienten estafadas? ¿La atención en los centros sanitarios que cubre la compañía es buena? Hay que fijarse en puntos como la atención al cliente, la transparencia en las coberturas y los precios, la rapidez en los trámites y la calidad del cuadro médico.

Es importante no tener en cuenta las opiniones ni muy buenas ni muy malas (los extremos y los absolutos no suelen responder a la realidad), y desconfiar de las opiniones que no parecen reales, ya que probablemente no lo sean.

 

Precio

El último paso, pero no por ello el menos importante, es por supuesto el coste; aunque una vez evaluados los puntos anteriores, este es probablemente el más sencillo, ya que existen tarificadores y comparadores online que facilitan enormemente este proceso.