Qué alimentos tomar si sufres de anemia

Vamos a descubrir qué alimentos debes comer si sufres anemia y la cantidad recomendada de cada uno.

La anemia más común es la que sufrimos por falta de hierro. Entre las causas de esta afección figuran una mala dieta, la mala absorción intestinal o incluso la excesiva pérdida de sangre por hemorragias, cirugías, menstruación o tumores. Cuando padecemos anemia, el organismo forma menos glóbulos rojos y más pequeños, con menor cantidad de hemoglobina, que es la encargada de transportar y liberar el oxígeno a las células.

Como hemos dicho anteriormente, la anemia más común está relacionada con falta de hierro, pero también puede darse por una carencia de ácido fólico o vitamina B12, que produce glóbulos rojos grandes y frágiles. La carencia de B12, con frecuencia se debe a una mala absorción por deficiencia de factor intrínseco, que es una proteína gástrica, mientras que la de ácido fólico es más común cuando las demandas aumentan.

La cantidad recomendada depende siempre de la edad y el sexo de cada persona. Exceptuando los embarazos, se precisan unos 15 mg de hierro, de 180 a 200 mcg de ácido fólico y 2 mcg de vitamina B12.

Los 10 alimentos anti anémicos más efectivos

Higos secos. La mayoría de sus nutrientes están muy concentrados: 100 g aportan 2,23 mg de hierro, a diferencia de los 0,37 mg que tienen los higos frescos. Cinco piezas cubren el 10% de las necesidades diarias.

Lentejas. Son una fuente muy buena de hierro, a pesar de que no son de tipo vegetal, siempre es mejor ingerirlas con alimentos que nos aporten Vitamina C. Además, aporta grandes cantidades de nutrientes que son perfectos para la formación de hematíes, tales como los folatos y el cobre.

Pistachos. Siempre son una buena opción, pues son una gran fuente de hierro y cobre, dos minerales que cuando se combinan tienen un efecto antianémico, que resulta superior a un preparado farmacéutico que contenga solo hierro.

Alga chlorella. Es la única fuente de vegetal de B12 fisiológicamente activa: 0,6 g de chlorella o 3 comprimidos de 0,2g aportan 4 mcg de B12, la dosis que se recomienda diariamente. Si padeces anemia, hay que triplicar la ingesta.

Miso. Las diversas variedades de miso que existen, son ricas en hierro. Si se tiene anemia, la variedad más indicada es el hatcho miso.

Kiwi. Su alto contenido en Vitamina C, mejora de forma significativa la absorción de hierro.

Alfalfa germinada. Los brotes contienen cerca de 1 mg de hierro por cada 100 g, y 8,20 mg de vitamina C, que favorece la absorción del hierro no hemo de origen vegetal.

Avena. Unos 100 g aportan 4,7 mg de hierro, con lo que supera a la carne, que está en torno a los 3 mg. Una taza aporta el 60% de las necesidades diarias de este mineral.

Levadura de cerveza. Actúa como un multivitamínico natural, porque contiene una gran cantidad de minerales y oligoelementos, proteínas de alta calidad biológica y todas las vitaminas del grupo B. Se puede encontrar enriquecida con vitamina B12.

Remolacha roja. Su alto contenido en hierro (1,80 mg/100 g), vitamina C (30 mg/100 g) y folatos (109 mcg/100g) le otorga una gran acción antianémica. Estimula la producción de células sanguíneas en la médula ósea (hematopoyesis).

Incluir estos alimentos en la dieta te ayudará a mantener los niveles de hierro donde deben estar.