Seguros médicos: Cobertura en el extranjero

Aegon cobertura-salud-extranjero

“Viajar es imprescindible y la sed de viaje, un síntoma neto de inteligencia. ” Enrique Jardiel Poncela (1901-1952) Escritor español.

Hoy en día viajar está al alcance de todos. El crecimiento y la mejora de los medios de transporte, junto con una bajada generalizada de los precios, han permitido que aumente el turismo a lo largo de los últimos años. De este modo, también se han incrementado los viajes al extranjero, que ahora resulta más accesible que nunca. Sin embargo, aunque viajar a lugares lejanos sea tan fácil, no hay que olvidar la importancia de tomar precauciones básicas, sobre todo en materia de salud.

COBERTURA SANITARIA EN EL EXTRANJERO

La gran mayoría de los países extranjeros tienen un sistema sanitario diferente al español. Esto puede provocar que nos encontremos con una atención sanitaria totalmente diferente de lo que esperamos. En muchos casos, esta atención sanitaria ni siquiera está disponible, porque va acompañada de un coste elevado (imprevisto) que no podemos asumir en el momento. Para no llegar a esta situación, existen los seguros de viaje, o los seguros de salud con cobertura en el extranjero. Suelen tener unos precios muy asequibles y cubren cualquier imprevisto que suceda durante el viaje.

AEGON SALUD COMPLETO

El seguro de salud Aegon Salud Completo es el mejor seguro médico para las personas que viajan habitualmente, porque ofrece una cobertura muy completa en el extranjero.

Por ejemplo: Imagina que estás de viaje en Vietnam y sufres una intoxicación alimentaria. Tienes que ir al médico, ¿verdad? Es posible que además de la consulta, necesites comprar algún fármaco o incluso ingresar en observación en un hospital. En esta situación, AEGON se haría cargo de todo:

• Gastos médicos y quirúrgicos.
• Gastos farmacéuticos prescritos por un médico.
• Hospitalización.
• Transporte o repatriación sanitaria, también de los asegurados acompañantes.
• Tratamientos odontológicos de urgencia.
• Envío de medicamentos.
• Gastos de prolongación de estancia en un hotel.
• Transporte o repatriación de fallecidos (esperemos no llegar a este punto) y de los asegurados acompañantes.
• Búsqueda y transporte de equipajes y efectos personales.
• Envío de documentos.
• Demora en entrega de equipajes.
• Demora del viaje por causas ajenas.

La tranquilidad de saber que hay alguien que se va a ocupar de todo si surge un imprevisto es fundamental para mantener la calma en situaciones de emergencia. Además, es un valor añadido para disfrutar de las vacaciones sin preocupaciones innecesarias.