Seguros médicos para embarazadas: lo que debes saber

todo lo que debes saber del seguro medico para embarazadas

Si tu seguro de salud es siempre un producto esencial para tu propio cuidado y el de los tuyos, cuando llegan momentos tan importantes como el embarazo lo es aún más. Durante estos nueve meses se presta aún mucho más cuidado a la salud en todas las facetas, desde la prevención, el cuidado o el tratamiento. Por ello, descubre gracias a este post cómo funcionan los seguros médicos para embarazadas.

Desde el momento en el que se conoce el embarazo hasta el parto son muchas las consultas y pruebas diagnósticas por las que tiene que pasar una embarazada. En los últimos tiempos, estas pruebas han experimentado notables avances y mejoras en la prevención de problemas que pueden surgir a lo largo de los nueve meses.

¿Puedo usar mi póliza?

Como norma general para que un seguro de salud cubra todas las prestaciones del embarazo tiene que haberse contratado con anterioridad a que este comience. Si no estás dentro de este periodo de carencia tendrás acceso a todas las coberturas que preste tu seguro de salud, desde revisiones, pruebas diagnósticas, matrona y, por supuesto el parto y hospitalización.

Qué servicios necesitas durante el embarazo

Si tienes acceso a todas las coberturas de tu seguro de salud podrás acceder a una amplia gama de servicios imprescindibles que proporcionan más seguridad y tranquilidad a la hora de prevenir y tratar problemas.

Elección del profesional de obstetricia y ginecología

El primer paso es la elección del profesional de obstetricia y ginecología que te va a tratar. Ten en cuenta que no todos cubren partos y suele ser importante elegir un profesional que sí lo haga para que te haga un seguimiento de forma integral hasta el propio nacimiento del bebé. En cuadros médicos como el de Aegon tendrás acceso a los mejores profesionales facilitando su elección.

Seguimiento del embarazo

Es este médico quien marcará tu calendario de pruebas a lo largo de los 9 meses. Algunas de gran trascendencia.  De hecho, verás que estas visitas y seguimiento aumentan a medida que se acerque el momento del parto.

Tu médico te guiará a la hora de indicarte como y donde realizar todas las pruebas, pudiendo escoger entre diversos centros de referencia. Muchas veces la elección está relacionada por factores tan diversos como la distancia, el conocimiento del profesional, el horario… De ahí que sea de gran ayuda contar con un amplio cuadro médico, provisto de opciones diversas que se adapten a tus necesidades.

Preparación de cara al momento del parto

Mientras realizas este seguimiento también habrá que pensar en el momento culmen del embarazo, el parto. En este caso es fundamental revisar aspectos como la preparación al parto, la anestesia epidural y fundamentalmente el centro hospitalario donde se realizará y sus coberturas.

En este caso coberturas como tener habitación individual o cama para el acompañante son muy importantes. Son puntos que van mucho más allá del capricho, garantizan algo tan importante como la privacidad o el adecuado descanso tras un hecho tan importante como es tener un hijo.

Un seguro de salud que marca la diferencia

Además, cuando hablamos de seguros médicos para embarazadas también es importante pensar en la salud del recién nacido. Con Aegon los recién nacidos podrán ser incluidos en la póliza del seguro de salud de la madre con la misma cobertura: sin aplicación de carencias y cubriendo las enfermedades congénitas y demás enfermedades preexistentes que se pudiera presentar.

Para ello, solo deberás comunicarnos el nacimiento en los 30 días naturales siguientes, cumplimentando una solicitud de seguro. Queremos proporcionarte toda la tranquilidad antes, durante y después del embarazo, con los mejores cuidados para ti y para tu bebé.