Trucos para prevenir la alergia

Trucos-prevenir-alergias Consejos Aegon Salud

“Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera”. Pablo Neruda.

Cuando los días fríos se alejan y va llegando la primavera, todos nos alegramos. ¿Todos? No, todos no. Los alérgicos al polen saben que se acerca su época más temida, en la que se abren las ventanas todo el día, se toman cañas en las terrazas y se va al parque o al campo a disfrutar del tiempo libre. Una auténtica tortura.

Pero ojo, a menudo las alergias se detectan en la niñez, pero no siempre. Si al llegar esta época notas que estornudas a menudo, tienes congestión, ojos irritados y picores, puede que seas alérgico y no lo sepas.

¿Qué tienes que hacer si tienes alergia?

Lo primero es acudir al alergólogo para que te haga las pruebas pertinentes y te confirme a qué tienes alergia. Si cuentas con un seguro de salud todo será mucho más rápido (por aquello de los tiempos de espera). El especialista te recetará medicamentos si lo considera oportuno, pero hay algunos consejos que te pueden ayudar a sobrellevar la alergia. ¡Haznos caso y notarás la diferencia!

Trucos para prevenir la alergia

Te ofrecemos algunos trucos muy prácticos en el día a día para sobrellevar esta época lo mejor que puedas. ¡Ánimo!

 

  • Sal lo menos posible de casa los días con viento y aquellos con mayor concentración de polen. Las peores horas para estar en el exterior son decinco a diez de la mañana y de siete a diez de la noche. Son horarios difíciles de compatibilizar con la jornada laboral, lo sabemos, pero no salgas si no es necesario.
  • Evita actividades al aire libre, incluso hacer deporte, y si viajas infórmate antes de los niveles de polen de tu destino. Te sentirás mejor cerca del mar que en el campo.
  • Cuando estés en casa, en el trabajo o en el coche, cierra las ventanas y pon filtros anti polen en el aire acondicionado. Ventila a menudo, pero recuerda hacerlo en las horas con los niveles de polen más bajo.
  • Aspira a menudo el suelo, las alfombras y los sofás, preferentemente con filtro HEPA y limpia el polvo con un trapo húmedo. Si lo puede hacer alguien sin alergia, mucho mejor (¡tienes la excusa perfecta para escaquearte!).
  • No cuelgues la ropa al aire libre para que se seque, el polen se puede depositar en ella.
  • Hay otros factores externos que te afectan más como alérgico, evita ambientes con humo, olores fuertes como la gasolina, zonas con alta contaminación y los cambios bruscos de temperatura.

Y recuerda, no todas las alergias son iguales. Tu médico te dirá a qué eres alérgico para que puedas evitarlo.