¿Sabías que la vuelta al cole te afecta más a ti que a tus hijos?

Aegon Vuelta al Cole Niños

“Deberíamos vivir tantas veces como los árboles, que pasado un año malo echan nuevas hojas y vuelven a empezar”. José Luis Sanpedro

Empieza la vuelta al cole. Un momento del año que provoca emociones encontradas en los niños: por un lado están deseando ver a sus amiguitos, pero por otro dejan de tener todo ese tiempo de ocio que han disfrutado durante las vacaciones. ¿Y cómo viven este momento los padres? Pues con bastante estrés y preocupaciones, ya que hay muchas cosas a tener en cuenta antes de iniciar el nuevo curso escolar: revisiones médicas, libros, material escolar, uniformes, rutinas, actividades extraescolares… Además el tiempo apremia. Muchos probablemente acabáis de aterrizar de las vacaciones y tenéis que enfrentaros en poco tiempo a una planificación tan laboriosa como es esta, más aún si tenéis varios hijos.

¿Cómo hacer frente a todo este estrés?

Hoy en día nos preocupamos demasiado por el bienestar, educación y salud de nuestros hijos, algo que provoca mucho estrés y ansiedad en algunos padres. Tratamos de controlar muchas cosas como lo que ven en la televisión e internet, si tienen los mejores profesores y educación, si hacen los deberes y tienen al día la agenda, cómo se relacionan con sus iguales, etc. Además, los padres tienen que adaptar los horarios a las necesidades del niño, teniendo que acudir a reuniones escolares, recogerles en el colegio, llevarle a las extraescolares…Todo ello provoca bastante malestar y preocupaciones tanto en los padres como en los hijos ya que existe mucha exigencia y expectativas altas, llevando esto a apuntar al niño a demasiadas actividades, muchas veces también motivado por la falta de tiempo al tener los padres tantas horas de trabajo.

Te damos 10 consejos a continuación para llevar mejor la temida vuelta al cole:

  1. Planifica lo que necesitaréis con tiempo.
  2. Trata de no dejar nada para última hora.
  3. No apuntes a tu hijo a demasiadas actividades extraescolares, una o dos serán suficientes.
  4. Trata de relajar tus autoexigencias y las expectativas sobre tu hijo: lo más importante es que tu hijo esté tranquilo y feliz, y que tú puedas disfrutar de este momento junto a él.
  5. Intenta recuperar las rutinas instauradas durante el curso escolar días antes de la vuelta, ya que estas se habrán alterado en las vacaciones de verano.
  6. Levantar antes a tus hijos sobretodo el primer día de colegio para ir con calma y relajados.
  7. Recuerda etiquetar las pertenencias de tu hijo para evitar sustos.
  8. Visita el colegio con ellos días antes, sobretodo en el caso de que tus hijos sean pequeños, ya que así se harán a la idea y se familiarizarán mejor su nuevo centro escolar.
  9. Trata de mostrar una actitud optimista y alegre ante este cambio, para que tus hijos aprendan de tu ejemplo y compartan contigo sus nuevas experiencias.
  10. Haz que se implique en la compra del material y libros y en la elección y planificación de actividades extraescolares. Esto les ayudará a sentirse con más control en la situación, más seguros y incrementará su ilusión por el nuevo curso.

Otro factor a tener en cuenta es que los niños experimentan cambios muy rápidos en su cuerpo durante su crecimiento, por eso es importante realizar un chequeo de salud antes de comenzar cada curso. Esto nos ayudará a detectar, por ejemplo, si nuestro hijo presenta problemas con la vista, dientes  y en otras áreas de su salud como el funcionamiento psicológico. Muchas veces esto implica gastos imprevistos que debemos añadir a la inversión que ya supone el material escolar, libros y uniformes, como pueden ser unas gafas o la ortodoncia. Y, ¿cómo podemos hacer frente a estos gastos? Una buena manera de prevenir que los costes se nos vayan de las manos, es contar con un buen seguro de salud para toda la familia. Además, hay que tener en cuenta  lo que incluye a la hora de contratarlo, y así poder garantizar que todo aquello que necesitamos esté cubierto.