¿Te han enseñado a ser feliz?

Aegon Seguros aprender-ser-feliz

«La felicidad es íntima, no exterior; y por lo tanto no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos». Henry Van Dyke

 

Si nos preguntan qué queremos lograr en la vida, la mayoría contestaremos sencillamente “ser felices”. Pero no es tan fácil, sobre todo si lo que buscamos en vivir en un estado de felicidad permanente. El hecho es que acudimos a los libros de autoayuda, psicoterapeutas o gurús del tipo que sea para que nos ayuden a ser felices. Probamos la meditación, el yoga y terapias diversas para ver si así lo logramos. Y sí, a veces son útiles, pero no evitan que a menudo sintamos cierta desazón o tristeza, tenemos la sensación de que deberíamos ser mucho más felices y no lo somos. Incluso en los casos en los que objetivamente lo tenemos todo para serlo: gozamos de salud, no nos falta el trabajo, nuestra posición económica es estable y tenemos gente que nos quiere y a la que queremos ¿por qué no podemos ser completamente felices?

 

Quizás la clave es que no nos han enseñado a serlo. Pensamos en la felicidad como una meta y eso nos impide disfrutar del día a día. Con estos consejos te será un poco más fácil ser feliz y darte cuenta de que lo eres:

 

  1. Aprovecha cada momento: céntrate en lo que estás haciendo aquí y ahora para sacarle el máximo provecho, sea trabajar, estar con la familia o disfrutar del ocio.
  2. Cultiva relaciones personales de calidad: aléjate de las personas tóxicas, aquellas que se aprovechan de los demás o que no aportan nada positivo a tu vida.
  3. Disfruta de los tuyos: familia, pareja, amigos… todos tenemos personas especiales a nuestro alrededor. No hace falta que sean muchísimas, aquí prima más que nunca la calidad sobre la cantidad, y se merecen nuestro tiempo y nuestra dedicación.
  4. Dedica un tiempo a ti mismo: puede ser más o menos, pero es importante que cada semana tengas ratos para hacer aquello que te gusta, como escuchar música, descansar en calma, leer, hacer deporte o ir al cine.
  5. Mantén una actitud positiva: incluso en los peores momentos la actitud puede marcar una gran diferencia y te será muy útil para salir del bache y valorar lo bueno.
  6. Lleva las riendas de tu propia vida: Siendo pasivo y esperando que las cosas sucedan no lograrás gran cosa. Toma decisiones y actúa en consecuencia para cambiar lo que no te gusta.
  7. Apóyate en los demás: Esto no se contradice con el consejo anterior, que lleves las riendas no quiere decir que todo lo tengas que hacer solo. Apoyarte en tu entorno te ayudará a nivel personal y también a estrechar lazos.
  8. Sé amable: con los que conoces y con los que no. A veces una simple sonrisa o un gracias contribuye a crear un buen ambiente que repercute en todo lo demás.
  9. Perdona: a los demás y a ti mismo, sentirte culpable es un gran escollo para alcanzar la felicidad.
  10. Lleva un estilo de vida saludable, cuídate comiendo sano y haciendo ejercicio, te ayudará a sentirte y a estar mejor.

Un consejo extra: estar preparado ante los imprevistos que puedan venir te ayudará a disfrutar más los momentos de felicidad. Echa un vistazo a la calculadora de seguros y comprueba el precio de tu tranquilidad y la de los tuyos.