Dime que necesidad tienes y te diré que tipo de seguro de vida necesitas

tipos seguro de vida

Si piensas que el seguro de vida solo vale para cubrir el fallecimiento del titular, te equivocas. El seguro de vida es un producto importante y versátil, desde luego, una de sus coberturas más importantes es el fallecimiento, pero también lo es la invalidez o ahorrar en el corto y medio plazo e incluso preparar la jubilación.

Esto nos lleva a que existan dos grandes grupos de seguros, los seguros de vida riesgo, que garantizan el pago de una prestación económica en caso de que se produzca el fallecimiento o invalidez del seguro de vida ahorro que, aunque incluya cobertura en caso de fallecimiento, su objetivo principal es conseguir una renta o capital a través de ahorro periódico. Ambas categorías de producto, complementarias nos ayudan a cubrir todo tipo de necesidades.

Cómo obtener las mayores ventajas a todas las categorías del seguro de vida

Las ventajas del seguro de vida riesgo son claras. Con la cobertura de fallecimiento cubrimos las necesidades económicas de las personas que más queremos en el corto y medio plazo, por la pérdida de ingresos de la persona que fallece y que las que sobreviven continúan con la mayoría de los gastos. Si se añade la cobertura de invalidez, cubrimos un riesgo personal derivado no solo de obtener menos ingresos, también de añadir más gastos.

Con el seguro de vida destinado a ahorro o inversión podemos cubrir todo tipo de fines, desde el ahorro a corto plazo para cualquier fin, para comprar cualquier bien o incluso tener un pequeño fondo para imprevistos, a otros fines a largo plazo más relacionados con la previsión.

Para ello debes tener en cuenta todas sus ventajas:

La seguridad, sabes que no vas a perder la cantidad invertida, por lo que es un buen producto de previsión para jubilación o si quieres ahorrar con un fin determinado.

Posibilidad de aportaciones periódicas, con lo que puedes conseguir el capital con menor esfuerzo que además puedes variar en el tiempo, una ventaja importante tanto si tu objetivo es a corto plazo como si es más a largo plazo.

Liquidez, poder hacer retiradas parciales o totales de dinero, te permite usarlo como método de ahorro para cubrir cualquier tipo de imprevistos.

Diferimiento fiscal, al acumularse y sumarse los intereses que conseguimos al capital, sin ningún tipo de retención a cada pago como si sucede con un depósito, conseguimos una mejor rentabilidad cuanto más largo sea el plazo de ahorro.

En definitiva, seguros de vida riesgo y seguro de vida ahorro con los que proteger a los que más quieres y conseguir el ahorro y previsión para todo tipo de necesidades.