¿Por qué donar sangre es bueno?

donar-sangre-es-bueno-dia-donante

¡Lo descubrimos hoy, el Día del Donante!

“A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota”. Madre Teresa de Calcuta.

El 14 de junio es el Día Mundial del Donante de Sangre, una jornada que se celebra cada año. Este evento sirve para dar las gracias a los ya donantes y para recalcar la importancia que tienen los bancos de sangre para salvar vidas. Esto es así ya que, en numerosas intervenciones, se requiere de una transfusión de sangre al menos: en niños que padecen anemia grave por el paludismo y malnutrición, mujeres con hemorragias asociadas al embarazo y el parto, pacientes con trastornos hemorrágicos y de médula ósea, víctimas de traumatismos, emergencias, desastres y accidentes, así como pacientes que requieren de intervenciones médicas y quirúrgicas avanzadas.

Aunque el suministro de sangre es una necesidad universal, existen diferencias sustanciales en el acceso a las mismas dependiendo del país. Aun a día de hoy, en algunos países existen aún problemas para el acceso a la sangre y sus productos de forma segura y con calidad. Este año la campaña se centra precisamente en ello, con el lema “sangre segura para todos”.

Además de la satisfacción que provoca el realizar un acto tan altruista como este, queremos destacar que el donar sangre tiene ciertos beneficios en nuestro organismo, como son el aumento del hierro, mejora del flujo sanguíneo y darnos información sobre nuestra salud.

H2. ¿Qué grupos sanguíneos existen?

En 1900 Landsteiner descubrió que, en la superficie de los hematíes, existían dos tipos de proteínas marcadoras o antígenos que denominó A y B. Además, descubrió que en el plasma existen dos anticuerpos que reaccionan a las proteínas de los glóbulos rojos: los anticuerpos Anti-A y Anti-B. Finalmente estableció que existían cuatro tipos de grupos sanguíneos:

  • Grupo A: Presentan el Antígeno A en sus glóbulos rojos y en su plasma el anticuerpo Anti-B. Por ello, sólo pueden recibir sangre de personas de su grupo sanguíneo o del 0; y pueden donar al mismo grupo y al AB.
  • Grupo B: Sus glóbulos rojos tienen antígenos B y en su plasma encontramos los anticuerpos Anti-A. Al igual que el anterior, sólo puede recibir transfusiones del mismo grupo o del 0; y pueden donar al mismo grupo y al AB.
  • Grupo AB: Los glóbulos rojos en este grupo presentan los dos tipos de antígenos pero en el plasma no hay ninguno de los dos tipos de anticuerpos. Puede recibir sangre de todos los grupos sanguíneos al carecer de anticuerpos, por ello se le denomina “el receptor universal”. En cambio, sólo puede donar a los de su mismo grupo.
  • Grupo 0: Los glóbulos rojos no tienen ninguno de los dos antígenos pero, en cambio, en el plasma coexisten los dos tipos de anticuerpos. Es el que llaman “el donante universal” ya que puede donar a todos los grupos sanguíneos, pero no puede recibir de todos (sólo pueden recibir de los de su mismo grupo).

Otro factor importante en la donación es el RH.

  • Un 85% de las personas tienen el factor D, y se denominan Rh positivas.
  • El 15% carece de este factor, por lo que se les llama Rh negativas.

H2. ¿Quiénes pueden donar sangre?

Estos son los requisitos para donar sangre:

  • Tener entre los 18 y 65 años.
  • Tener buen estado de salud.
  • Pesar más de 50 kg.
  • Algunos medicamentos son incompatibles para la donación, por lo que deberás consultarlo en el punto al que acudas a donar.

H.2. ¿Quiénes no pueden donar sangre?

Algunas condiciones te impiden poder hacer este gesto altruista:

  • Si estás embarazada, acabas de dar a luz o están en el periodo de lactancia. En estos casos, tienes que esperar al menos 6 meses para que tu cuerpo se recupere.
  • No se puede donar si hace menos de cuatro meses que te has hecho un tatuaje, por riesgo de hepatitis.
  • Si estás tomando antibióticos: Se exige que deben pasar al menos 15 días de haberlos consumido.
  • Si padeces o has padecido de una enfermedad infecciosa como el SIDA, hepatitis B, hepatitis C, etc.
  • Haber padecido una enfermedad cardiovascular grave.
  • Tener enfermedades del sistema nervioso central.
  • Padecer de diabetes que requiera de tratamiento con insulina.
  • Tener hipertensión arterial grave.
  • Haber padecido o padecer cáncer, a no ser que hayas tenido un tumor localizado con completa recuperación.
  • Si has padecido de fiebre mayor de 38º, entonces deberás esperar al menos dos semanas.
  • Si has sido operado de cirugía mayor, deberás esperar al menos seis meses hasta poder donar sangre.
  • También tienen prohibido donar sangre las personas con antecedentes de consumo de drogas vía intravenosa o intramuscular.

H.2. ¿Cada cuánto se puede donar sangre?

  • Tienes que dejar pasar al menos 2 meses entre una donación y otra.
  • Los hombres pueden donar hasta 4 veces al año y las mujeres 3.

H.2. ¿Dónde se puede donar sangre?

Para hacerte donante de sangre, tan sólo tienes que acudir a los puntos de donación de sangre cerca de tu municipio. Para ello puedes consultar en internet:

  • Los puntos de la Consejería de Sanidad en cada Comunidad tanto móviles como fijos (hospitales públicos y otros centros colaboradores).
  • La Cruz Roja dispone de unidades móviles en diferentes puntos en los que hay cierta afluencia de gente.
  • Los hospitales privados disponen de unidades propias para realizar donaciones.

H.2. Ser donante de sangre, ¿qué implica?

El ser donante implica el ayudar al servicio de salud a salvar vidas. Cuando entras a ser donante tienes, además, unos derechos y deberes:

Deberes del donante:

  • Aceptar las condiciones medico-legales en vigor, siendo un deber importante el indicar tu estado de salud de forma veraz.
  • Atender y cumplir en todo momento las indicaciones médicas durante la donación.
  • Comunicar en tu entorno el significado y trascendencia que tiene la donación, tanto social como sanitaria.
  • Aceptar el compromiso de gratuidad y altruismo.
  • Renunciar a conocer al receptor de su donación.

Derechos del donante:

  • Ser informado previamente a la donación y por escrito, de las exigencias o condiciones médico-legales en vigor, y el reconocimiento médico correspondiente.
  • No ser rechazado ante su motivación de donar por motivos diferentes a los médicos que han sido anteriormente mencionados.
  • Formar parte de la asociación de donantes y tener una credencial que acredite esta condición.
  • Disponer de una cobertura que alcance los riesgos y accidentes sobrevenidos con motivo de la donación, incluidos los desplazamientos. Ésta consistirá en una compensación en relación con los gastos y daños sufridos por el donante.
  • El tiempo invertido en la donación tendrá consideración laboral, debido al interés social y cívico de este acto.
  • Disponer de información estadística sobre el uso y destino de tu sangre por parte de la administración, ya que no renuncias a la propiedad de su sangre hasta que se transfunda al enfermo.

Donar sangre y donar médula ósea es beneficioso para nosotros y para nuestra sociedad. Este acto altruista ayuda a prolongar la vida de mucha gente que sufre de diferentes dolencias. Esto nos hace pensar en la importancia que tiene la vida y el poder hacer frente a cualquier eventualidad. Por ello, te recomendamos calcular tu seguro de vida y así poder estar seguros de que nosotros y nuestra familia saltaremos todas las dificultades que se nos pongan en nuestro camino.