Las 5 cosas que de verdad debes valorar en un seguro de vida

Antes de contratar un seguro de vida resulta importante reflexionar sobre algunos aspectos que van a ser determinantes en tu elección.

La base inicial de un seguro de vida es muy sencilla. La póliza pagará una indemnización en caso de fallecimiento o invalidez del asegurado. Sin embargo, el seguro de vida incluye matices muy importantes que debes tener en cuenta. Sobre todo, porque, no es lo mismo un seguro de vida a los 30 años que a los 50 años.

Por ello, a la hora de elegir el seguro de vida más adecuado para tus necesidades, te proponemos cinco cosas que deberías valorar seriamente.

A qué edad te aseguras y qué te ofrece el seguro a tu edad

La elección de contratar de un seguro de vida muchas veces viene dada por la edad y el sentimiento de querer proteger a nuestra familia. Sin embargo, esto es relativo.

Suele decirse que la franja de edad más habitual para contratar seguros de vida es entre los 30 años y los 50 años. Piensa que un seguro de estas características se concibe como una cobertura económica de protección para ti o para los tuyos en caso de una fatalidad. Dicho de otro modo, si tienes menos de 30 años, pero ya has formado una familia y tienes hijos, tus necesidades de protección son las mismas que las de otra persona en tu situación con más de 30 años.

También debes tener en cuenta, es cierto, que a menor y mayor edad, es más complicado (y puede ser más caro) acceder a estos seguros. Por ejemplo, será difícil contratar un seguro de vida antes de los 18 años y después de los 65 años.

La importancia de la edad en la contratación del seguro de vida también viene dada por la necesidad de patrimonio a cubrir, es decir, por el importe de la indemnización que deseas contratar. Es probable que a los 50 años la cantidad que deseas asegurar no sea la misma que a los 30 años, bien por el ahorro desarrollado, bien por las necesidades familiares que puedan surgir, la edad es un factor clave a valorar antes de contratar el seguro de vida.

Qué tipo de seguro vas a contratar

Es importante que tengas claro que no existe un único seguro de vida, por tanto, debes valorar las diferentes opciones que puedes elegir, serían las siguientes:

Seguro de Vida Riesgo

Es el seguro de vida tradicional en el que se ofrece a los beneficiarios una cobertura económica en caso de fallecimiento. De esta manera, el beneficiario recibiría un capital que se ha fijado de manera previa cuando el asegurado ha suscrito la póliza.

Aquí te puedes encontrar con dos modalidades diferentes:

  • El seguro de vida entera que ofrece el pago de la indemnización de manera inmediata tras el fallecimiento del asegurado.
  • El seguro de vida temporal, que cubrirá el riesgo de muerte durante un periodo de tiempo concreto, que se estipula la póliza, y transcurrido el cual dejará de tener efecto la protección.

Seguro de Vida Ahorro

Se trata de un modelo de seguro de vida diferente, pero, que ha crecido mucho en los últimos años. En el seguro de vida ahorro, la pervivencia del asegurado le garantiza recibir el capital aportado más los intereses pactados si vive cuando la póliza se cumple.

Realmente podría compararse, por acercar la idea, a un depósito en el que además se incluya una cobertura de vida para los beneficiarios en caso de fallecimiento durante la duración del mismo.

Este tipo de seguros se utilizan cada vez más no sólo como herramienta de protección, sino también como producto de ahorro para la jubilación.

Ten en cuenta también que en algunos casos puedes acceder a ofertas de seguros en las que las coberturas se duplican en caso de fallecimiento por accidente, o simplemente por diagnóstico de enfermedad que te incapacite para ejercer tu profesión en el futuro.

Por último en algunos casos pueden ofrecerte fórmulas mixtas o personalizadas.

Cuál es la cantidad asegurada

Obviamente la cantidad asegurada es un elemento clave a valorar en tu elección de seguro de vida.

En algunos casos estas cantidades vienen prefijadas en diferentes escalas y, lógicamente, se relacionan de manera directa con el coste de la póliza: a mayor nivel de protección mayor coste de póliza.

La mejor manera de determinar lo que realmente necesitas es calcular lo que ocurriría durante un periodo de tiempo determinado si tus ingresos dejarán de llegar a tu familia, bien sea por fallecimiento o por invalidez. Este cálculo puede ayudarte a la hora de elegir cuál es la cantidad asegurada que realmente necesitas.

Generalmente se tiende a valorar cuestiones como poder liquidar el resto de costes de hipoteca y préstamos vigentes a la hora de suscribir la póliza, así como un periodo de tiempo determinado equivalente al sueldo que ingresas. Éste periodo de tiempo puede ir desde los tres años hasta los cinco años. Pero, recuerda, cada persona es diferente y cada necesidad familiar de protección también lo es. Debes determinar la tuya.

Quienes son los beneficiarios de tu seguro de vida

Los seguros de vida te van a permitir elegir libremente aquellas personas que sean beneficiarias de tu aseguramiento. Es decir, podrás ser tú mismo quien determine hacia qué personas se dirige la indemnización en caso de tener que activarla.

Esto, que la propia aseguradora te facilita, hace que la decisión recaiga sobre ti y por supuesto que debas valorar en consecuencia quién es el beneficiario adecuado.

El precio del seguro de vida

El precio del seguro de vida va en consonancia a todo lo que anteriormente hemos repasado. Hoy en día las compañías aseguradoras ofrecen pólizas de vida a precios muy asequibles, y además, con mecanismos de pago realmente flexibles en general.

La cuestión está en que muchas personas siguen viendo la contratación del seguro de vida como un gasto, y tal vez deberían comenzar a verlo de otra manera, como una inversión. Desafortunadamente a lo largo de nuestra vida pueden ocurrir muchas cosas, buenas y malas, mantener la seguridad en el futuro de nuestra familia independientemente de lo que ocurra es un valor en el que merece la pena invertir. Sobre todo porque no son cantidades elevadas, al contrario, se puede asegurar que el día cualquier economía familiar puede acceder a un seguro de vida adecuado.

Periodista. Más de 15 años en el mundo de la comunicación especializada en finanzas e inversión. Especializado en impuestos.