No contrates un seguro de vida sin leer esto

Aegon - no-contrates-seguro-vida-sin-leer-esto

“La vida es un libro útil para aquel que puede comprender. Tengo confianza en la balanza que inclina mi parecer». Miguel Abuelo. 

Nadie duda de la necesidad de tener un seguro de vida; pero es necesario elegir el que mejor se adapte a tus circunstancias, ya que los hay de muchos tipos. Antes de contratar, hay que informarse muy bien, pero la sobresaturación de información puede resultar abrumadora. ¿Cómo cribar qué información necesitamos?

Antes de contratar un seguro de vida

Lo primero que se debe hacer es analizar con calma la situación familiar presente y futura. Los seguros de vida son inversiones a futuro. Dentro de ese análisis se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Las necesidades económicas de la familia.
  • Los ingresos de la unidad.
  • Los posibles perjuicios en imprevistos no deseados.

Coberturas y cantidad a asegurar

Con todos esos datos sobre la mesa llega el momento de explorar las coberturas, para decidir cuáles son las que se adecuan más a las necesidades reales del núcleo familiar. Las hay por fallecimiento, accidente o invalidez, entre otros.

Después, hay que calcular la cantidad que se desea contratar y las cuotas que se pueden afrontar. En Internet hay varias herramientas gratuitas que pueden ayudar a realizar estos cálculos.

Atención a las opiniones de otros usuarios

Uno de los puntos que pueden ayudar a tomar una decisión son las opiniones de seguros de vida en las webs de las aseguradoras, las redes sociales y los foros especializados. Hay que desconfiar de las opiniones excelentes y de las pésimas, ya que por lo general, los extremos no son ciertos.

Otro punto interesante a tener en cuenta es la claridad de la oferta. Es muy importante que la póliza sea claramente entendible, que todo se exprese con sencillez y claridad y que queden reflejados sin confusión todos los aspectos previamente negociados.

En definitiva, una póliza que se ajuste fielmente a las necesidades, con un coste sensato y asumible, avalada por una compañía de alta fiabilidad.