¿Por qué debes contratar un seguro de vida?

Aegon por-que-contratar-seguro-vida

 “El procedimiento más seguro de hacernos más agradable la vida es hacerla agradable a los demás”. Albert Guinon

Seguro que en algún momento en tu vida te has planteado contratar un seguro de vida con preguntas tales como: ¿compensa realizar este gasto o no es necesario? En algunas situaciones personales se hace algo muy útil e incluso imprescindible, como cuando tienes hijos o tienes una hipoteca. Lo que sí que es importante tener en cuenta es que este seguro te protege a ti y a los tuyos en caso de que padezca invalidez, enfermedad o fallecimiento. Además, te damos otras razones por las que la gente suele contratarlo a continuación:

  • Mantener la economía familiar ante cualquier imprevisto: Este suele ser el principal motivo de contratación de este seguro ya que,en caso de que tu faltes o tengas que dejar de trabajar debido a una enfermedad o invalidez, el seguro de vida ayuda a que tu familia mantenga su economía y pueda hacer frente a todos los gastos.
  • Proteger la hipoteca: Es muy frecuente que las entidades bancarias ofrezcan mejores condiciones en la hipoteca o lo pongan como condición a la hora de contratarla. Sobre todo, es muy útil el contratarla para proteger a tu familia de esta carga en el caso de que tú faltes y aún no esté del todo pagada.
  • Garantizar los estudios de tus hijos: Si para ti es importante la formación y futuro de tus hijos, es importante que sepas que en algunos seguros de vida contemplan este factor. Por ello, si tienes esta cláusula especificada dentro de la póliza, garantizarás que tus hijos puedan continuar con sus estudios aunque tú faltes o se te haga imposible trabajar por enfermedad o invalidez.

¿De qué protege un seguro de vida?

La protección de un seguro de vida depende de la modalidad que elijamos. Es crucial que meditemos el objetivo principal que tenemos en mente a la hora de contratarlo. Por ello te comentamos los tres tipos principales de modalidades que existen:

  • Seguro de vida riesgo: Este tipo de póliza protege a tu familia en caso de tu fallecimiento, por lo que la familia recibe el total del capital asegurado. Existen dos tipos: vida entera (cubren hasta el momento de la muerte del asegurado, cuando se cobra el importe establecido) y vida temporal (cubren la muerte del titular del seguro si se da dentro de un periodo concreto como por ejemplo si está pagando una deuda).
  • Seguro de vida ahorro: También llamados “seguros en caso de vida”. Consisten en seguros que garantizan al titular el pago del capital cuando venza la póliza.
  • Seguro de vida mixto: Es una mezcla de los dos anteriores. El titular elige la fecha de su vencimiento cuando lo contrata. En conclusión: el cobro del capital podrá realizarse en caso de fallecimiento o en el momento que se haya establecido.

Coberturas adicionales:

Si bien es verdad que el principal objetivo de un seguro de vida suele ser cubrir a tu familia económicamente en caso de fallecimiento, existen ciertas coberturas adicionales con las que se puede completar. Las dos principales son las siguientes:

  • En caso de sufrir invalidez: Es una de las más habituales. Sirve para que, en caso de que no puedas ejercer tu actividad profesional, este te dé una renta durante el periodo que dure la cobertura.
  • En caso de sufrir una enfermedad grave: Es una posibilidad en la que el asegurado puede solicitar un anticipo de su capital en caso de caer gravemente enfermo (por un cáncer, enfermedad del corazón u otra enfermedad por la que le sea imposible trabajar).

Entendemos que el contratar un seguro de vida puede resultar una acción muy compleja, pero también es verdad que puede ser un salvavidas para tu familia en caso de que sufras algún problema. Por ello, te animamos a reflexionar sobre ello, valorar las ventajas e informarte de cuál de ellos podría serte más útil en tu caso concreto. Porque creemos proteger a tu familia es muy importante. Calcula tu seguro de vida y elige la mejor opción.