¿Seguro de continuidad de estudios? Mejor un seguro de vida

AEGON - Seguro de vida mejor continuacion estudios

Llega el verano y cerramos otro largo curso escolar. Es en estos meses en los que muchos centros educativos, especialmente privados o concertados cobran servicios extraordinarios escolares para el próximo año. En estos se incluye psicopedagogía, seguro de accidentes o el seguro de continuidad de estudios.  Este último consiste en un seguro que busca garantizar el coste de escolarización del alumno, desde la fecha de ocurrencia del siniestro derivado del fallecimiento y/o invalidez de los padres, hasta la finalización de los estudios.

La idea de cubrir esta contingencia es más que positiva y muchos centros escolares la están acogiendo por ser una forma cómoda de garantizar que la formación no sea interrumpida. Con ello el colegio o universidad privada por un lado se diferencia de otros centros como un servicio más a sus alumnos (aunque sean estos paguen en la mayoría de los casos por ello) y por otro lado, más allá del lado humano, también garantizar no tener perjuicios económicos de perder un alumno a mitad de año.

La forma de presentar el seguro puede ser obligatoria o voluntaria. Si es obligatoria, se suele prorratear dentro del coste mensual de los estudios o pagarse antes de arrancar el curso escolar. Si es voluntario, generalmente son las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) quienes actúan como intermediarios solicitando a los padres la firma del boletín de adhesión al mismo, en el que se reflejan las cantidades  y condiciones que cubren.

Cobertura positiva pero generalmente insuficiente

Con todo ello los padres se encuentra con una herramienta positiva, que con un coste en apariencia relativamente bajo, ayuda a que sus hijos puedan finalizar los estudios en caso de sufrir ellos alguna contingencia. Pero ¿Es tan económico este seguro?¿Son sus coberturas suficientes?

Empezando por este último punto, las coberturas no son tan completas como en un principio parecen. Imagínense que su hijo está estudiando bachillerato en el momento de la contingencia. El seguro de continuidad de estudios le ayudarán a que termine el bachillerato pero no el siguiente nivel de estudios. En definitiva, pagamos poco por un seguro con unas prestaciones por regla general muy limitadas.

Ante ello el Seguro de Vida si nos ofrece una cobertura completa que garantice todas las necesidades de estudios, no sólo a corto plazo, y más allá de esta, las de toda la familia. Muchas más coberturas, que hacen al seguro de vida el producto esencial de protección ante el fallecimiento o invalidez del prestatario, con un precio, que si tenemos en cuenta todo el tipo de contingencias y capitales que cubre, es mucho más competitivo que el de seguros de coberturas limitadas como el que cubre los costes de continuar los estudios. Por todo ello, aunque tener un seguro de continuidad de estudios sea positivo, si quieres proteger completamente el futuro de tus hijos, la herramienta fundamental es el seguro de vida.