< Volver

¿Qué es y cómo tratar un broncoespasmo?

broncodilatador para los broncoespasmos

Los broncoespasmos son más comunes en aquellas personas que padecen asma, alergias o cualquier otro tipo de afección respiratoria o enfermedad pulmonar.

En este artículo, desde Aegon, vamos a explicarte en detalle qué son, por qué se producen y cuáles son sus síntomas, así como los posibles tratamientos que el médico especialista puede aplicar en función de la causa que los ha provocado y su gravedad.

¡Adelante, sigue leyendo e infórmate bien!

¿Qué es un broncoespasmo?

Para entender qué son los broncoespasmos, primero es necesario saber que no se trata de una enfermedad, sino que son un síntoma de que algo en los pulmones o en las vías respiratorias no está funcionando como debería. 

Los broncoespasmos se producen cuando los músculos que recubren los bronquios se tensan, se estrechan y no permiten que los pulmones obtengan todo el aire que necesitan. Por tanto, el oxígeno que recibe la sangre es limitado y la cantidad de dióxido de carbono que se expulsa, también. 

El paciente que lo sufre tiene la sensación de ahogo, empieza a tener sibilancias y, además, aparecen otros síntomas como por ejemplo la tos. 

Los broncoespasmos pueden afectar a cualquier persona, hombre o mujer, y a cualquier edad: niños, adolescentes o adultos. Aunque son mucho más frecuentes en aquellas personas que padecen asma o alguna enfermedad o afección en las vías respiratorias o en los pulmones.

Tu Seguro médico completo, sin copagos, con máximas coberturas y hospitalización 100% incluida

¿Cuáles son los síntomas?

Los principales síntomas que padece una persona cuando está sufriendo un broncoespasmo son:

  • Sensación de ahogo
  • Cansancio
  • Fatiga
  • Opresión en el pecho
  • Tos
  • Sibilancias
  • Dolor en el pecho
dolor en el pecho y tos provocado por broncoespasmo

La falta de aliento hace que la persona se estrese, se ponga nerviosa y, por tanto, los músculos se tensen todavía más. Como consecuencia, resulta más difícil la respiración y la crisis puede aumentar considerablemente. La falta de oxígeno provoca mareos, visión borrosa y pérdida de fuerza, por lo que es de vital importancia acudir al médico con urgencia para que éste pueda valorar la situación, hacer un diagnóstico preciso y proceder a aplicar los tratamientos que sean necesarios. 

¿Cuáles son las causas del broncoespasmo?

Cualquier tipo de irritación de las vías respiratorias puede provocar un broncoespasmo. Pero cabe destacar que las principales causas suelen ser:

  • Asma, sin duda, la causa más común y frecuente
  • Alergias de todo tipo: a insectos, al polen, al pelo de los animales, al polvo…
  • La toma de ciertos medicamentos que, como efecto secundario, pueden producirlos: la aspirina, algunos antibióticos, medicamentos para la presión…
  • El aumento de la actividad física o el ejercicio excesivo
  • Enfermedades pulmonares como la bronquitis o la bronquiolitis en niños
  • La contaminación ambiental
  • El humo del tabaco
  • Fumar
  • Una insuficiencia cardiaca
  • Los vapores químicos
  • Una infección en los pulmones
  • La anestesia general
  • La obstrucción de las vías respiratorias por algún cuerpo extraño
  • El estrés
  • La ansiedad
  • El frío intenso

¿Qué tan grave es el broncoespasmo?

Los broncoespasmos suelen durar unas horas o incluso unos días y, en todos los casos, es necesaria la intervención médica para poder paliar los síntomas que provoca.

Cabe destacar que la muerte por broncoespasmo es posible en aquellos casos que se producen episodios muy severos, aunque no es lo habitual ni frecuente.

¿Qué hace el médico ante un broncoespasmo?

En cuanto un paciente detecta que está sufriendo un broncoespasmo, debe acudir con rapidez a urgencias para que los sanitarios puedan aplicarle los tratamientos adecuados según la intensidad de su ataque. 

El médico, en primer lugar, valorará cuál es la situación y, en función de la gravedad y la necesidad del paciente, aplicará los tratamientos que sean precisos para poder frenar el episodio y calmar los síntomas que se estén produciendo.

El paciente puede responder con rapidez a los tratamientos o, por el contrario, necesitar la aplicación de más fármacos para poder controlarlo. De nuevo, será el médico quien valore la situación y tome las decisiones más adecuadas. 

Tratamientos dependiendo de la gravedad

Cada paciente es un mundo y el tratamiento para el broncoespasmo puede variar en función de la edad, el sexo y la causa que los ha producido. 

La principal acción que el médico lleva a cabo es el uso de oxígeno y de broncodilatadores, ya que éstos hacen que las vías respiratorias se ensanchen y el flujo de aire pueda volver a ser normal. Por norma general, a los 15 o 20 minutos de haber aplicado el broncodilatador el paciente debe notar una mejoría, pero, en los casos más graves, puede ser necesario otro tipo de tratamiento. 

Aunque los broncodilatadores pueden suministrarse en diferentes formatos, lo más efectivo es inhalarlos, puesto que el medicamento va directo a las vías respiratorias. Los más utilizados y efectivos son los beta agonistas, la teofilina y los anticolinérgicos. 

Cuando se trata de casos crónicos o graves, el médico valorará la opción de utilizar broncodilatadores combinados con esteroides para ayudar a desinflamar las vías respiratorias y, si se trata de algún tipo de infección bacteriana, el uso de antibióticos es esencial. 

Por tanto, en función de la gravedad que presente el paciente, el tratamiento puede ser con:

  • Broncodilatadores de acción corta, que actúan rápidamente y sus efectos pueden perdurar por unas pocas horas, como, por ejemplo, el Ventolin, el Metaproterenol, el Xopenex o el Maxair.
  • Broncodilatadores de acción prolongada junto con la toma de esteroides, como, por ejemplo,el symbicort, el pulmicort, el flovent o el foradil. 
  • Si la situación es muy grave, se administrará adrenalina de forma intramuscular o subcutánea.

Ante la aparición de cualquier síntoma de broncoespasmo en algún miembro de la familia, es necesario acudir con rapidez a urgencias para que los profesionales sanitarios puedan valorar la gravedad del caso y llevar a cabo el tratamiento que sea más efectivo. Cuidar de tu salud y de la de tu familia es una prioridad, por ello en Aegon ponemos a tu disposición diferentes tipos de seguros de salud privados para que puedas escoger el que más se ajuste a tus necesidades.

seguro de salud

Fuentes consultadas:

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.